¿Por qué les cuesta tanto a las pymes dar el salto al e-commerce?

stop

El desconocimiento y la desconfianza retrasa la entrada de las pequeñas empresas a la venta 'on line'

Ejemplos de tiendas 'on line' que ha diseñado Tiendalista

22 de febrero de 2013 (19:42 CET)

En pleno siglo XXI resulta extraño la escasa presencia de pymes españolas en el comercio electrónico o e-commerce. El último estudio de Google apunta que sólo un 15% de las empresas con menos de 50 empleados vende por Internet. ¿Cuáles son las razones? ¿Por qué las pymes no han dado el salto todavía a la venta on line?

Existen varios factores. “Uno de los motivos es que las pymes están regidas por generaciones más mayores” detalla el portavoz de LetsBonus, Jordi Torrent. Hay empresarios que desconfían del mundo on line porque se les ha quedado un poco grande. La tecnología cambia a un ritmo vertiginoso al que es difícil cogerse si no se está atento a las novedades y conectado al mundo 2.0.

Además, algunos prefieren el trato directo con sus proveedores y clientes. “Creen que su producto o servicio no se puede vender ni reservar on line, que sus clientes no están en Internet o que su negocio es de ámbito local”, apunta el informe de Google sobre la introducción de las empresas españolas al e-commerce.

Pagos 'on line'


Pero uno de los motivos de mayor desconfianza para las pymes es el pago y las transacciones vía web, aunque en la actualidad las medidas de seguridad son extremas. Parte de este miedo viene motivado por el desconocimiento sobre la plataforma. “Las pymes no ven las ventajas que puede tener Internet en cuanto a captación de clientes, servicios a todo el mundo o tener un negocio abierto las 24 horas. Algunos empresarios creen que el coste no les compensa”, subraya Torrent.

Costes

Las desventajas ante sus grandes competidores es otro problema para las pymes. “El pequeño comercio cree que le va a resultar mucho más difícil, costoso y va a ser un proceso muy lento”, explica uno de los fundadores de Tiendalista, José Manuel Cartes.

Sin embargo, los precios varían mucho cuando se trata de crear una tienda on line. “Algunos programadores pueden cobrar de 3.000 a 5.000 euros, pero nosotros construimos la web y asesoramos al empresario por 700 euros”, matiza Cartes, quien insiste en que es posible encontrar buenos servicios a precios asequibles.

Redes sociales


La entrada de una pyme al comercio electrónico no sólo se limita a tener un escaparate a través de una tienda on line, sino que también tiene que estar presente en las redes sociales y tener su aplicación móvil, cada vez más importante para impulsar las ventas y darse a conocer.

“El 60% de las pymes con tienda on line no la tienen actualizada para poder trasladar el negocio a los dispositivos móviles”, comenta Cartes. Y eso que el 20% de la facturación de las empresas que realizan comercio electrónico proviene de esta vía.

Asesoramiento


Pero, no sólo tienen problemas las pymes que todavía no han dado el salto a Internet, sino que también existen firmas con tienda on line que se han estancado y que no han sabido sacarle el mejor partido. “La web tiene que ser fácil de usar y que todo sea muy intuitivo y se pueda realizar con tres pasos”, explican en Tiendalista, dedicados a ayudar a las pymes y emprendedores a sacar el mejor provecho al e-commerce.

El desconocimiento en este caso es más generalizado. “Necesitan ayuda sobre cómo medir el tráfico que les llega, qué herramienta utilizar contra el fraude, conocer bien la demanda y saber cómo tener la máxima visibilidad en otros canales de venta”, apunta Cartes.

Todo es poco para crecer en Internet y hay que conocer bien cómo funciona y cuánto jugo se le puede sacar para impulsar las ventas de forma considerable. Es una ventana nueva a la que tienen que asomarse las pymes si no quieren quedarse atrás en el camino porque el e-commerce ya no es el futuro, sino el presente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad