El expresidente de Prisa, Juan Luis Cebrián (i), Xavier Pujol (c), secretario general del Grupo PRISA, y Manuel Polanco, presidente del grupo. EFE

Amber se refuerza como primer accionista de PRISA tras la ampliación

stop

La ampliación de capital del grupo de comunicación consolida a Amber Capital como primer accionista mientras diluye la participación de Telefónica y HSBC

Economía Digital

El expresidente de Prisa, Juan Luis Cebrián (i), Xavier Pujol (c), secretario general del Grupo PRISA, y Manuel Polanco, presidente del grupo. EFE

Barcelona, 15 de febrero de 2018 (19:38 CET)

PRISA ha cerrado este jueves la ampliación de capital de 563 millones de euros con una demanda siete veces superior a las acciones ofrecidas. La operación ha reforzado a Amber Capital (26%) como máximo accionista, seguido de la familia Polanco. Telefónica, por su parte, diluye su participación al 10%, al igual que HSBC, que vendió sus derechos de suscripción preferente.

El grupo de comunicación ha indicado que se han suscrito las más de 469 millones de acciones ofrecidas en la ampliación de capital, por un importe efectivo de 563,2 millones de euros, según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

El total de los nuevos títulos suscritos en el período de suscripción preferente y el número de adicionales solicitados representan una demanda de 7,62 veces de las acciones ofrecidas en el aumento de capital.

El 99,81% de las acciones se suscribieron en el primer periodo de la ampliación

En concreto, en el período de suscripción preferente, que finalizó el 10 de febrero, se suscribieron 468,4 millones de nuevos títulos en ejercicio de los derechos de suscripción preferente, representativas del 99,81% del aumento de capital, mientras que en el período de asignación adicional, se han suscrito 906.989 nuevas acciones de la sociedad.

Reestructuración de la deuda

PRISA ha recordado que la ampliación de capital complementa el acuerdo de reestructuración de la deuda del grupo, que contó con el respaldo unánime de los acreedores y que fue aprobado por el consejo de administración el pasado mes de enero.

El plan de reestructuración es el siguiente: extensión del vencimiento de la deuda hasta finales de 2022, no ejecutar nuevas amortizaciones durante los tres primeros años y establece un primer pago de 450 millones de euros a realizar con los fondos obtenidos en la ampliación de capital.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad