Prisa salva a Monzón pese a su imputación en Púnica

Prisa salva a Monzón pese a su imputación en Púnica

stop

La compañía mantiene a su presidente no ejecutivo en el cargo después de estudiar si su imputación afecta a la reputación

Madrid, 29 de octubre de 2019 (20:55 CET)

La imputación de Javier Monzón en la trama Púnica es compatible con la presidencia en Prisa. Es la decisión a la que ha llegado la compañía de medios de comunicación editora de El País y la Cadena SER, entre otros, que examinó hace unas semanas la continuidad de su máximo responsable. 

La información, adelantada por El Independiente y confirmada por este medio a través de fuentes de Prisa, supone que Monzón seguirá al frente de la compañía, pese a su imputación en la trama de corrupción que investiga los lazos de Indra, donde fue presidente, con el PP madrileño.

Prisa, inciden las mismas fuentes, ya había decidido que Monzón seguiría en el cargo hace unas semanas. Reunió a su consejo de administración y optó por mantener al directivo como presidente no ejecutivo, cargo en el que todavía no lleva un año y por el que ha renunciado a otras empresas.

No obstante, quiso llevar con secretismo la decisión. La compañía fue preguntada por este medio precisamente ayer, lunes, sobre la situación de su presidente, pero la editora de El País se negó a hacer comentarios.

La situación de Monzón ha incomodado a accionistas de Prisa, como Amber Capital. El fondo del armenio Joseph Oughourlian es el primer accionista del grupo mediático (tiene cerca del 29%) y ya consiguió forzar la dimisión Juan Luis Cebrián cuando estaba cuestionado durante el final de su mandato.

Monzón se salva gracias al respaldo del núcleo duro

Por contra, Monzón siempre ha contado con el respaldo del conocido como núcleo duro de Prisa. Se trata del bloque que componen Telefónica y especialmente Banco Santander, entidad financiera que al mismo tiempo tiene a Monzón como presidente ejecutivo de Openbank, su marca digital.

Ahora, tras casi dos meses transcurridos desde que el juez Manuel García Castellón le imputara en Púnica y le obligara a declarar en la Audiencia Nacional, Monzón salva el cuello y Prisa da carpetazo a una de las mayores crisis institucionales que ha vivido la compañía en los últimos años.   

Hemeroteca

PRISA Javier Monzón
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad