Rebelión de los trabajadores de Zara en Nueva York por las condiciones de trabajo

stop

Inditex cede ante las movilizaciones y promete mejoras salariales y más contratos a jornada completa

Colas en un Zara de Nueva York al lado de una imagen de protesta de los trabajadores

A Coruña, 14 de enero de 2015 (20:31 CET)

Amancio Ortega tiene los ojos puestos en Estados Unidos y, más concretamente, en Nueva York. Inditex acaba de comprar un edificio en el Soho por 237 millones de euros. A finales de año, la multinacional gallega tendrá ocho tiendas en Manhattan y siete más en el área metropolitana. Además, espera ampliar en doce sus puntos de venta en las principales ciudades de Norteamérica. Y, sin embargo, no todo son buenas noticias. Los trabajadores de Zara en la Gran Manzana llevan meses manifestándose en contra de las condiciones laborales de la compañía. El próximo día 19 tienen prevista otra nueva concentración de protesta.

Las reivindicaciones de los trabajadores de Zara en Nueva York no son nuevas. Arrastran meses de protesta. Piden aumentos salariales, horarios mejor regulados y más contrataciones a jornada completa.

Plaza fundamental para Inditex

Las quejas de los empleados contrastan con la importancia que, se supone, el mercado americano, y concretamente Nueva York tiene para Inditex. No en vano, fue la ciudad en donde se inauguró la nueva imagen de las tiendas de Zara.

Las protestas de la plantilla no son repentinas, ni silenciosas. Ya en octubre del año pasado, cientos de trabajadores de tiendas de comida rápida, lavados de coches, de la cadena Wal-Mart y de Zara marcharon por Nueva York para pedir una mejora en las condiciones de trabajo.

Campaña #ChangeZara

Meses antes, en mayo, parte de la plantilla comenzó la campaña #ChangeZara, que llegó a recoger casi 1.500 firmas dirigidas al director general de Inditex en Estados Unidos, Dilip Patel, que pedían que la empresa se sentase a negociar con los representantes de los trabajadores.

Lo cierto es que las movilizaciones están dando sus frutos. A principio de año, y según informan diversos medios estadounidenses, Inditex anunció a los trabajadores una subida salarial. Además, prometió un aumento de las contrataciones a jornada completa.

Inditex cede

Una carta enviada por la multinacional a los empleados anunciaba que todos aquellos que lleven menos de un año en la empresa percibirán 12 dólares la hora. Los que tengan una antigüedad de entre uno y tres años en la empresa percibirán 13 dólares y lo que acumulen más de un trienio 14 dólares.

No obstante, los representes de la plantilla anuncian nuevas movilizaciones a la espera de que las mejoras se pongan en marcha.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad