Repsol contiene en el 39% la caída del beneficio con la venta de activos

stop

Las desinversiones no estratégicas compensan las fluctuaciones de los tipos de cambio y los costes de reestructuración de la plantilla

Antonio Brufau y Josu Jon Imaz durante la presentación del plan estratégico de la compañía / EFE

Madrid, 28 de julio de 2016 (08:33 CET)

La multinacional Repsol ha cerrado el primer semestre de 2016 con un beneficio de 639 millones de euros, un 39% por debajo al registrado en el mismo periodo de 2015, debido al efecto positivo de las posiciones por tipo de cambio del pasado ejercicio y al impacto en 2016 de los costes de reestructuración de plantilla.

Dos aspectos que se compensan parcialmente por las plusvalías netas de las ventas de activos, completadas en el segundo trimestre de 2016,  como la venta de GLP en Perú, el negocio eólico en Reino Unido y una parte de los activos de GLP canalizado en España.

Retroceso del ebitda

El ebitda se ha visto reducido un 3% en la primera mitad del año, hasta 2.409 millones de euros, por el peor aporte del segundo trimestre, periodo en el que este resultado retrocedía un 10%, hasta 1.167 millones.

Al final del cierre del primer semestre del año, el grupo petrolero presidido por Antonio Brufau dejaba su deuda financiera en 11.709 millones de euros, situando la ratio sobre capital empleado en el 29%.

1.770 millones de flujo de caja

A lo largo de los seis primeros meses del año, la multinacional ha generado un flujo de caja de algo más de 1.770 millones de euros, cubriendo las inversiones netas, los intereses y los pagos por dividendos.

Respecto a la evolución de conseguir el objetivo estratégico de sinergias y eficiencias, cuyo importe está previsto que supere este año los 1.200 millones de euros, al cierre de junio se habían puesto en marcha proyectos que aseguran aproximadamente 70% del objetivo de todo el ejercicio, y contabilizando ya más del 50% del objetivo anual.

La participación de la petrolera en Gas Natural le permitía apuntarse un beneficio de 194 millones de euros, un 14% inferior al de 2015, como consecuencia de losmenores resultados de la comercialización de gas por el entorno actual de precios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad