Reynés reclamará a Morales 150 millones de euros

stop

INFRAESTRUCTURAS

Francisco Reynés, consejero delegado de Abertis

18 de febrero de 2013 (20:14 CET)

Abertis, la participada de La Caixa dirigida por Francisco Reynés, reclamará 150 millones de euros a Bolivia tras la expropiación de la filial aeroportuaria. Evo Morales anunciaba que toma el control de los tres principales aeródromos del país, hasta ahora gestionados por Sabsa.

La firma nacionalizada es filial de TPI, el negocio conjunto de Abertis (90%) y AENA (10%) con intereses en países como Reino Unido, Suecia y Estados Unidos. El gobierno boliviano defiende que el grupo español no ha invertido lo suficiente. El hecho justifica la expropiación, a entender de Morales.

Reynés defiende la gestión y asegura que se han invertido nueve millones de euros (12,6 millones de dólares) en siete años. En el mismo periodo, liquidó impuestos valorados en 27 millones de euros (38,6 millones de dólares). También se han asumido los incrementos salariales por encima del IPC dictados por Bolivia.

La concesionaria recuerda que no ha podido subir las tarifas desde 2003.

Antecedentes

El conflicto no es nuevo. Abertis abrió el 2011 un proceso internacional de arbitraje al entender que Bolivia incumplía sistemáticamente el contrato de concesión. La compensación exigida, por daño a la actividad, es de más de 60 millones de euros (90 millones de dólares).

Con la suma de estas cantidades, además del lucro cesante, Reynés se sentará alrededor de la mesa negociadora para fijar “una compensación adecuada”. El mercado calcula unos 150 millones de euros, la propia compañía fija el mínimo en 60 millones. La concesión finalizaba el 2022.

Resultados

La expropiación de la filial boliviana coincide con la presentación de los resultados de la filial de La Caixa. Abertis obtuvo un beneficio neto de 1.024 millones de euros en el ejercicio 2012, lo que supone un incremento del 42,3% respeto al año anterior, impulsado por las plusvalías generadas con la venta de participaciones en Eutelsat y Brisa, según informó el grupo de concesiones.

En caso de descontar estos resultados extraordinarios, la compañía que preside Salvador Alemany obtuvo un beneficio el pasado año que progresa un 2% y se sitúa en 613 millones de euros.

Inversiones en Latinoamérica

En la nota de prensa del grupo español no se hace mención alguna a la nacionalización de la filial aeroportuaria Sabsa, anunciada este lunes por el presidente de Bolivia, Evo Morales. Lo que sí señala es que las autopistas que Abertis compró en Brasil a OHL aportan un mes al beneficio del grupo, dado que se incorporaron con efectos contables el 1 de diciembre.

La superó por vez primera la cota de los 4.000 millones de euros de ingresos en 2012, dado que facturó 4.039 millones, un 3,2% más en comparación a 2011. El resultado bruto de explotación (Ebitda), sumó 2.459 millones de euros, un 0,2% más.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad