Florentino Pérez paga por la crisis de Atlantia en Italia. Al menos 39 personas han muerto tras la caída de un viaducto en Génova.

S&P: Abertis está a salvo de la crisis de Atlantia (de momento)

stop

Standard & Poor’s aleja la posibilidad de un impacto directo en la nota de Abertis por la revisión de la calificación de Atlantia

Economía Digital

Florentino Pérez paga por la crisis de Atlantia en Italia. Al menos 39 personas han muerto tras la caída de un viaducto en Génova.

Barcelona, 17 de agosto de 2018 (14:34 CET)

La agencia de calificación de riesgos Standard & Poor’s (S&P) quitó hierro a la posibilidad de que Abertis se vea afectada inmediatamente por la posible rebaja de la nota de Atlantia. Pero nada está descartado.

S&P espera que la calificación de Abertis, situada ahora en BBB -equivalente a aprobado-, se mantenga sin cambios incluso si rebajara la nota de Atlantia en un escalón.

No obstante, contempla un escenario extremo en el que la concesionaria española de autopistas si podría recibir un impacto negativo en su nota: si la calificación de Atlantia baja en más de un escalón.

S&P puso el pasado jueves en revisión la calificación de Atlantia tras el hundimiento de un viaducto en Génova que gestionaba su filial Autostrade. La agencia explicó que la decisión dependerá de cómo evolucione la situación tras el siniestro.

Los riesgos de Atlantia

El Gobierno italiano ha planteado la posibilidad de revocar las concesiones de Autoestrade y de imponerle una multa millonaria por su responsabilidad en el hundimiento del viaducto.

El aviso provocó incertidumbre en los inversores, que castigaron en la bolsa a las compañías. Uno de los afectados fue la constructora de Florentino Pérez, que se asoció con el grupo italiano de la familia Benetton para comprar Abertis. Abrió con caídas del 4% en el IBEX el mismo día del accidente.

Pero la factura más grande llegó a cuenta de la propia Atlantia que, tras caer más del 5% el martes, se dejó el jueves más del 25% de su valor en bolsa. Este viernes rebota un 5% en la Bolsa de Milán.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad