Santander trae a España la Cuenta 123 para fidelizar a pymes y particulares

stop

TRAS EL ÉXITO EN REINO UNIDO

Una oficina del Banco Santander

en Madrid, 18 de mayo de 2015 (16:41 CET)

Los buenos resultados que la Cuenta 123 está registrando en Gran Bretaña han llevado al Banco Santander a implantarla en España. La entidad presidida por Ana P. Botín pretende aumentar y fidelizar al mayor número posible de clientes entre pymes, autónomos y particulares.

La cuenta, que se podrá contratar a partir del 25 de mayo, tiene el atractivo de que devuelve parte del importe de los recibos domiciliados, con un máximo de 110 euros mensuales, y que, además, remunera con acciones de la entidad la contratación y uso de productos como tarjetas de crédito, seguros, préstamos, planes de pensiones o hipotecas, con lo que el cliente que se vincule se convierte si lo desea en accionista del banco.

Acciones
Las acciones que se entregan son adquiridas por el banco en el mercado y el cliente puede venderlas en cualquier momento, sin compromiso de mantenerlas. Para hacerlo, basta con domiciliar los ingresos (nómina, pensión, etcétera), usar la tarjeta de débito o crédito, domiciliar tres recibos y pagar una cuota mensual de tres euros. Con estos requisitos, el cliente ya recibe una acción.

A partir de ahí, se premia su vinculación con la entrega de más acciones (de uno a 30 títulos), en función de los importes que contrate en otros productos como planes de pensiones, seguros, préstamos e hipotecas o el uso que haga de su tarjeta de crédito.

La Cuenta 123 ofrece una rentabilidad del 3% por tiempo indefinido y desde el primer euro para saldos a partir de 3.000 euros, con un máximo de 15.000 euros; un 2% si se mantiene en la cuenta un saldo de entre 2.000 y 3.000 euros; y un 1% para saldos entre 1.000 y 2.000 euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad