El Seat Arona fue uno de los coches más vendidos en España en 2019

Seat ahonda en su viraje: crecen los SUV, caen el Ibiza y el León

stop

El fabricante español bate un nuevo récord de ventas y alcanza los 574.100 coches entregados en 2019, el 10,9% más que el año anterior

Barcelona, 09 de enero de 2020 (16:12 CET)

“Algún día, Seat dejará de fabricar el Ibiza”. La frase, pronunciada por un alto cargo de la compañía, parece este año más cercana que nunca: a pesar de ser el segundo modelo más exitoso, las cifras muestran una caída de ventas de la que la compañía no se resiente en absoluto. En 2019, la firma con sede en Martorell entregó 574.100 coches, el 10,9% más que en el año anterior a pesar del retroceso de sus modelos más icónicos.

La empresa hizo públicas sus ventas a cierre de ejercicio, que superan ampliamente los 517.600 vehículos comercializados en 2018. La cifra, récord en la historia de Seat, se produce gracias al impulso de los coches SUV, la apuesta de la marca desde hace tres años y que va en detrimento de los históricos Ibiza y León.

Según la compañía de Volkswagen AG –el grupo que también engloba a Volkswagen, Audi, Porsche y Skoda-- , los SUV ya representan el 44,4% de sus Ventas; el 10% más de lo que significaban en 2018. Así, el Seat Arona –el hermano pequeño de la familia— se comercializó en 123.700 unidades (+25%); el Seat Ateca –el mediano--, en 98.500 (+25,9%); y el Seat Tarraco –el grande— logró convencer a 32.600 clientes en su primer año completo en el marcado.

El Seat Ibiza cayó el 8% y el Seat León descendió el 4,1% 

Por el contrario, el Seat León y el Seat Ibiza muestra signos de agotamiento. A las puertas de presentar una nueva versión (el próximo 28 de enero), las ventas del León cayeron el 4,1% hasta las 151.900 unidades. El Ibiza, renovado en 2018, es canibalizado por el Arona y recorta la comercialización hasta los 125.300 coches (-8%).

El vicepresidente comercial de Seat, Wayne Griffiths, celebró que en 2019 la marca obtuvo "el mejor resultado histórico en cinco de los diez principales mercados". El crecimiento es del 0,2% en España hasta las 108.000 unidades, un dato meritorio a tenor del retroceso general del sector en el país. En Alemania, las ventas crecieron el 16,1% hasta los 132.500 automóviles. El tercer mercado es Reino Unido, que elevó el número de clientes el 9,5% hasta los 68.000 vehículos. En cuarto y quinto lugar se asientan Francia (37.800 unidades, +11,3%) e Italia (26.200 unidades, +30,8%), respectivamente.

Pero más allá de la propia Seat, Cupra disparó sus ventas en su segundo año de vida. La marca de alta gama del fabricante español incrementó su volumen el 71,4% gracias al lanzamiento del Cupra Ateca, que cerró el año con 10,400 unidades puestas en la carretera. La cifra total se eleva hasta los 24.700 coches gracias a la contribución del Cupra León.

La producción de Seat no iguala el récord

Si la empresa obtuvo un excelente en el capítulo de ventas, no igualó la nota en la producción. Por segundo año consecutivo se quedó por debajo de las expectativas fijadas a principios de año: en 2018 fue por culpa de la falta de motores homologados bajo la normativa WLTP y en 2019 los culpables fueron los cortes de carreteras por las protestas contra la sentencia del procés y el incendio en la planta de su proveedor de tableros, Faurecia.

De la fábrica de Martorell (Barcelona) salieron 498.319 coches frente a los 560.000 que dibujaban las previsiones iniciales. Más allá de los golpes propiciados por terceros también influyeron los problemas del mercado en Argelia y la débil acogida que tuvo el Audi A1 en el mercado. S

Los responsables del fabricante español esperaban alcanzar las 110.000 unidades del Audi a lo largo de todo 2019, pero la cifra final rondará las 86.000. También influyó que Volkswagen arrastró durante buena parte del año el déficit de motores homologados por la normativa WLTP y prefirió destinar los que tenía a vehículos con más margen.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad