Fábrica de Seat en Martorell, que permanece cerrada desde el 16 de marzo. Foto: Efe/Alejandro García

Seat dibuja tres escenarios para reabrir Martorell

stop

El fabricante de coches no subirá la persiana hasta, como pronto, el 27 de abril y ultima un plan de producción que se adapte a las medidas de Sanidad

Barcelona, 11 de abril de 2020 (04:55 CET)

Casi un mes después de que saliera el último coche y reconvertida a la producción de respiradores, la planta de Seat en Martorell (Barcelona) ya prepara su vuelta al trabajo. El retorno no se producirá hasta, al menos, el próximo 27 de abril y los volúmenes estarán lejos a los que se manejaban antes del estallido del Covid-19 en España. Sin embargo, dirección y sindicatos ya trabajan para pactar un calendario a la espera de que el Ministerio de Sanidad aclare como se producirá el desconfinamiento.

Si en un primer momento estuvo sobre la mesa reiniciar la actividad el 20 de abril, la fecha ya se descartó ante la prórroga del estado de alarma decretado por el Gobierno. En la empresa se da por hecho que la excepcionalidad se alargará, pero a falta de ver como evolucionan los nuevos estados de alarma, ya tienen tres días señalados: los lunes 27 de abril, 4 de mayo y 11 de mayo.

Queda también por acordar el volumen de producción con el que se reabrirá la planta catalana. También hay tres escenarios dibujados: regresar a un tercio de un turno; volver con el 15% de la producción o, en el caso más optimista, alcanzar el 30% de la capacidad. “Lo que está claro es que se pondrá todo el énfasis en las medidas de distanciamiento social para que no haya aglomeraciones en ninguno de los espacios del centro”, dicen fuentes sindicales a Economía Digital.

Seat debe coordinarse con las otras fábricas de Volkswagen AG para reabrir Martorell

Un portavoz de la compañía respondió que antes de retomar la fabricación "es imprescindible que se den todas las condiciones, como que la cadena de suministro funcione con normalidad". No obstante, sí admitió "primeros contactos" con los sindicatos para estudiar las medidas a aplicar con la vuelta al trabajo tras el coronavirus.

La empresa que preside de forma interina Carsten Isensee tras la salida de Luca de Meo no puede actuar por libre. La firma debe coordinarse con los demás centros de producción de Volkswagen AG para empezar, para tener motores, pues los recibe de las fábricas alemanas del conglomerado. El grupo germano quiere reabrir las fábricas de forma ordenada, por ello también prepara el lunes 27 de abril como fecha probable para abrir su otra instalación en España: Volkswagen Navarra.

Además, Seat no solamente debe sopesar los suministros, también si puede vender los coches. En la Península Ibérica, los concesionarios permanecerán cerrados al menos hasta el 26 de abril. De hecho, las matriculaciones se desplomaron un 70% en el mes de marzo.

Y la previsión de la marca española también tiene que tener en cuenta la situación de sus principales mercados, como Alemania y el Reino Unido. Con el país germano aplicando un confinamiento blando, preocupa más la realidad del Reino Unido que, según los expertos, tendrá su pico de contagios en aproximadamente diez días.

El ERTE de Seat

Seat busca así formas de recuperar la normalidad un mes después de cerrar la fábrica "hasta nuevo aviso". El mismo día del anuncio, el mayor fabricante de coches de España presentó un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para sus 14.800 empleados.

Que el ERTE sea presentado para la totalidad de la plantilla no significa que vaya afectar a todos. De hecho, se ha centrado en los empleados que ocupan las plantas productivas y no ha golpeado de forma tan contundente al personal que trabaja en las oficinas. La marca complementó hasta un 80% del salario normal la prestación que recibirán los trabajadores.

En un comunicado, Seat añadió que dio permisos especiales a todas las trabajadores embarazadas, que cobrarán la totalidad de su sueldo. También garantizó el 100% del salario para los empleados en cuarentena por haber estado en contacto con personas que hayan dado positivo en un test para la detección del Covid-19 y aquellos que se encuentren confinados en áreas como Igualada (Barcelona), cerrada por la Generalitat durante semanas.

A pesar del plan de despidos, el ruido de motores no abandonó por completo la instalación de Martorell. A comienzos de abril, la marca logró el visto bueno de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) para Oxygen, el respirador que la compañía ensambla en la línea de montaje del Seat León para combatir al coronavirus.

La AEMPS, que depende del Ministerio de Sanidad, autorizó la fabricación en serie de este equipo. La capacidad de producción es de 300 respiradores diarios, si bien se adaptará a las necesidades de las autoridades sanitarias. Así se evitarán los stocks innecesarios.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad