Siemens se despide del directivo barcelonés Francisco Belil

stop

TECNOLOGÍA

Francisco Belil, ex presidente de Siemens

13 de enero de 2012 (18:14 CET)

La multinacional alemana Siemens, presente en España desde el siglo XIX, ha despedido este viernes a uno de sus directivos más carismáticos, el barcelonés Francisco Belil, que lleva en la empresa más de diez años y ha sido CEO hasta el pasado 1 de octubre de su división en España y responsable del sur de Europa. Su sustituta, Rosa García --ex presidenta de Microsoft en España-- ya lleva por tanto unos meses al frente de la empresa, meses en los que Belil ha realizado el traspaso de poderes.

Al acto en el hotel Ritz de Madrid han acudido la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre (que no ha querido añadir más leña al fuego sobre la posible bajada del IRPF en su autonomía), el presidente de ACS y el Real Madrid, Florentino Pérez (Belil sin embargo es un gran barcelonista), el secretario general de CEOE, José María Lacasa o el líder de la patronal madrileña, Arturo Fernández. También los alcaldes de los ayuntamientos de Getafe o Cornellà de Llobregat, ambos sedes de importantes factorías de Siemens. El discurso principal ha corrido a cargo del presidente de la compañía a nivel mundial, el austriaco Peter Löscher, casado con una española y aficionado, también, del Barça.

Un gigante tecnológico


Löscher ha destacado la dedicación y profesionalidad de Belil durante 40 años en empresas científicas y tecnológicas (antes de Siemens estuvo en la también alemana Bayer) y ha destacado en su discurso la importancia de la industria y las manufacturas en la salida de la crisis de Europa. Ha recordado la gran plantilla (40.000 personas) que tiene Siemens en el mundo y la inversión en I D (casi 4.000 millones) que realizó en 2010.

En España, por ejemplo, esta compañía ha colaborado en el AVE Madrid-Barcelona (fabrican vagones de trenes) y también en las líneas de corriente continua entre Mallorca y la penísula. También son punteros en el sector de aerogeneradores, donde compiten con la navarra Gamesa, y podrían estar interesados en formar parte de los concursos para gestionar los aeropuertos de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat.

Por su parte, un emocionado Belil ha recordado cómo su abuelo, dueño de una fábrica de colorantes de Catalunya en los años 50, hizo nacer en él el espíritu emprendedor y de sacrificio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad