Softonic intenta salvarse con Yahoo! tras el portazo de Google

stop

La multinacional tecnológica española sufre un desplome en ingresos tras la rescisión de su contrato millonario

Sede de Softonic.

02 de noviembre de 2014 (19:36 CET)

Softonic, el referente de las empresas de tecnología hecha en España, se ha lanzado a los brazos de Yahoo! después de que Google haya cancelado los acuerdos comerciales con la compañía de forma abrupta el pasado verano.

Softonic, que busca un lugar en el creciente mercado de las app, ha sido castigada en los buscadores de Google que no quiere demasiada competencia en el mercado emergente, según explica la empresa española. Por ello, el buscador rescindió los acuerdos publicitarios que beneficiaban a ambas empresas. Softonic gozaba de un tráfico aplastante (logró más de 125 millones de visitas el año pasado) y generaba ingresos en función del tráfico obtenido por sus anuncios. Su excelente posicionamiento en Google le garantizaba colarse siempre en las primeras posiciones de búsqueda.

“Ahora hemos llegado al mismo acuerdo con Yahoo! pero la diferencia es que ellos nos pagan un tercio de lo que nos pagaba Google y eso no cubre los gastos operativos”, explica un responsable de la empresa que ha pedido mantener su nombre en el anonimato.

La caída desde las nubes

La compañía ingresó en 2012 más de 50 millones de euros y obtuvo un beneficio de casi 30 millones. Pero a partir de 2013, la empresa líder en el sector digital español inició una política de comunicación más opaca. “No tenemos por qué ser tan transparentes”, explicaba a principios de este año, el fundador de la compañía Tomás Diago, que ha anunciado su dimisión como consejero delegado de la compañía ante el expediente de regulación de empleo (ERE) inminente que afectará al menos a 200 trabajadores.

Pero los problemas de la empresa no proceden únicamente de la actitud del buscador. Softonic, que logró registrar más de seis millones de descargas diarias, comenzó a aplicar últimamente prácticas que fueron alejando a los usuarios como la instalación de programas no solicitados y software espías, un mecanismo rentable pero que fue acabando con la paciencia de los usuarios.

Renovación de modelo

“Ahora tenemos un doble problema: por un lado, está un gigante cabreado, Google, que nos penaliza en las búsquedas, y por otro, tenemos que lidiar con una compañía que tuvo aires de grandeza, que tenía previsto contratar este año más de 120 trabajadores y que no se supo adaptar a las nuevas tendencias digitales”, explican desde la compañía.

Softonic, que soñaba hasta este año con salir a bolsa en Estados Unidos (la bolsa española le parecía muy poca cosa para sus expectativas) es una multinacional española poco habitual en el mundo digital. Cuenta con sedes en Barcelona, Madrid, San Francisco, Nueva York, Tokio, Shangai y México. Pero ahora afronta un duro proceso de reinvención empresarial. El modelo de descargas de software tiene sus días contados, ya que las descargas de apps, disponibles en Google Play o Apple Store, se imponen como nueva tendencia.

Los trabajadores deberán elegir estos días a los representantes con los que la empresa tendrá que discutir un nuevo modelo de negocio de futuro que permita la viabilidad de la compañía, una tarea nada sencilla. Softonic sigue perdiendo tráfico e ingresos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad