Spanair subirá el precio de los billetes y señala Asia y América Latina como primeros destinos intercontinentales

stop

AVIACIÓN

Ferran Soriano

26 de diciembre de 2011 (12:40 CET)

El presidente de Spanair, Ferran Soriano, ha advertido de posibles incrementos en las tarifas de los vuelos debido a la subida del combustible, que ha pasado de 700 dólares la tonelada en 2010 a 1.000 dólares por tonelada en 2011.

"Éste es un incremento muy substancial que hace la vida muy difícil a las compañías y que razonablemente se deberá trasladar al precio de los billetes, que serán un poco más caros", ha explicado Soriano en una entrevista a la publicación corporativa de la inmobiliaria Guinot Prunera.

Spanair está ultimando las negociaciones con el emirato de Qatar para poder cumplir su objetivo de operar vuelos intercontinentales, un reto que se preveía alcanzar en 2012 con la inyección de 150 millones de euros aportados por un socio industrial.

La aerolínea de bandera del emirato alcanzaría hasta el 40% del capital de Spanair. En los últimos días el consejero catalán de Empresa y Empleo, Francesc Xavier Mena, y el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, han insistido en que las negociaciones están "muy avanzadas".

Con la entrada de Qatar, Spanair podría operar conexiones con América Latina y Asia, dos mercados que, según Soriano, están muy "insatisfechos" desde Barcelona y en los que la aerolínea está trabajando.

"En América Latina hay 700.000 pasajeros al año que no pueden volar directamente desde Barcelona y deben hacerlo vía Madrid o París, y en Asia existen 500.000 pasajeros que también tienen que hacer escala", ha indicado.

La plantilla se mantendrá

El presidente de Spanair, que ha descartado nuevos recortes de plantilla --asciende a 2.650 trabajadores, 500 menos desde que se hizo cargo de la aerolínea en 2009--, ha defendido la capacidad actual del Aeropuerto de Barcelona, para 50 millones de pasajeros, por lo que no considera oportuno ampliar las instalaciones.

Soriano ha avalado la gestión del presidente de la Generalitat, Artur Mas, ya que la ha calificado de "realista" teniendo en cuenta los tiempos que corren.

"Si, por ejemplo, miramos Portugal, donde hay un administrador público que dice que la gente deberá trabajar media hora más al día --con sacrificio de toda la población-- y que a los funcionarios no se les quitarán las pagas extra, me parece espectacular", ha señalado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad