Carles Sumarroca Claverol y su padre Carles Sumarroca Coixet. EFE

Los bancos dejan caer a la constructora de los Sumarroca

stop

La constructora de la familia Sumarroca, Top Proyectos y Contratas, presenta concurso de acreedores tras no lograr refinanciar la deuda con los bancos

Madrid, 03 de enero de 2018 (12:01 CET)

La constructora de la familia Sumarroca, Top Proyectos y Contratas, presentó concurso de acreedores el pasado viernes con deudas de 43 millones y activos por 30 millones, según informaron este miércoles varios medios. Como adelantó Economía Digital, la situación de la compañía era muy delicada y dependía de dos entidades que, finalmente, la han dejado caer.

La empresa, heredera de la antigua Teyco, entró en preconcurso de acreedores en septiembre y desde entonces buscaba un acuerdo de refinanciación de la deuda con BBVA Sareb, sus principales acreedores, que arrastrara al resto de entidades: Caixabank, Banc SabadellBanco Santander, entre otras. El resto del pasivo corresponde a los proveedores.

Finalmente la banca ha rechazado las pretensiones de los Sumarroca y ha obligado a la constructora a suspender pagos. La empresa apenas ingresó 30 millones de euros en 2016 y arrastra meses con tensiones de tesorería.

Beneficiada por los gobiernos de Jordi Pujol y Artur Mas

Empresas vinculadas a los Sumarroca se adjudicaron las principales magnitudes económicas en obra pública en los años noventa. Según el Diari de Gironacon Jordi Pujol como presidente catalán –entre 1982 y 2003–, Emte, la constructora de los Sumarroca que se fusionó con Comsa, y esta misma compañía, se repartieron contratos por valor de 285 millones de euros. 

Las adjudicaciones a Teyco con Mas como presidente alcanzaron los 15 millones

Entre 2012 y 2015, con Artur Mas al frente del gabinete, las adjudicaciones para Teyco alcanzaron los 15 millones de euros. A pesar de reducir la factura pública de forma drástica desde 2015, el dinero de la administración no abandonó del todo las arcas de la firma. Actualmente construye parte de un pabellón para los Juegos del Mediterráneo, que deben celebrarse en Tarragona, por 4,2 millones de euros.

Jordi Sumarroca, imputado

La presunta corrupción obligó a dar un giro a la empresa. En 2015 el primer ejecutivo de Teyco, Jordi Sumarroca Claverol, fue detenido e imputado en el marco de un caso de presunta corrupción en Torredembarra (Tarragona), por el supuesto pago de comisiones.

La empresa ingresó apenas 17 millones en 2017

Tras este golpe, la empresa cambió de nombre a Top Proyectos y Contratas, redujo su estructura y apartó a Jordi Sumarroca, como adelantó este medio. Además, se embarcó en un plan de viabilidad en el que se marcó el objetivo de facturar 90 millones de euros en 2017, algo que no se ha logrado. La facturación se aproximó a 17 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad