El presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas durante una reunión sobre violencia en el fútbol que tiene lugar esta tarde en el Consejo Superior de Deportes. EFE/Mariscal

Tebas pasa al ataque: recurre las sanciones de Hacienda

stop

La sociedad Audiovisual New Aged recurre las sanciones y liquidaciones de la Agencia Tributaria sin provisionar un solo euro

Cristian Reche

Economía Digital

El presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas durante una reunión sobre violencia en el fútbol que tiene lugar esta tarde en el Consejo Superior de Deportes. EFE/Mariscal

Barcelona, 10 de julio de 2019 (04:55 CET)

El enfrentamiento entre la empresa ligada a Javier Tebas y Hacienda se resolverá en los tribunales. Las liquidaciones y posteriores sanciones que derivaron de inspecciones de la Agencia Tributaria han sido recurridas por Audiovisual New Age, que se muestra segura de que la justicia le dará la razón, por lo que ha decidido no provisionar ningún euro por este conflicto.

Así lo reconoce la empresa, perteneciente al grupo de clubes de televisión denominado G35 y creada con el objetivo de canalizar los derechos televisivos y las ayudas al descenso, en las últimas cuentas depositadas recientemente en el Registro Mercantil, donde se especifica que los clubes de fútbol español han generado una deuda en sus cuentas de 8 millones de euros. 

Fundada en 2011 con carácter definido (se liquidará dentro de dos años, en la temporada 2020/2021), Audiovisual New Age estuvo gestionada por Tebas durante los dos primeros años, hasta que en 2013 fue nombrado presidente de La Liga.

Pero, pese a que ahora la firma esté controlada por Melcior Soler, director del área audiovisual de La Liga, la empresa está ligada a Tebas. Tiene su domicilio social y fiscal en calle Macarena 27 de Madrid, donde el directivo tiene otra de sus empresas: Tebas Coiduras, su despacho de abogados especializado en asesoría legal y financiera.

Domicilio fiscal de Audiovisual New Adge.

El affaire con Hacienda no llegó hasta agosto de 2017, cuando la empresa recibió los acuerdos de liquidación correspondientes al impuesto sobre sociedades y al IVA. Las actas fueron consecuencia de las actuaciones de comprobación llevadas a cabo por la AEAT por los ejercicios 2011, 2012 y 2013, años en el que Tebas sí figuraba como administrador único.

Dos meses después, en octubre, Audiovisual New Age recibió los acuerdos sancionadores derivados de dicho proceso. En la memoria económica, cerrada en junio del pasado año —su año natural finaliza cuando lo hace la competición doméstica—, se muestran convencidos de que los tribunales fallarán a su favor.

Es por eso que la compañía, según figura en la documentación consultada, no ha registrado ni un solo euro de provisión, puesto que su dirección considera que "existen suficientes argumentos favorables para que se estimen sus alegaciones". 

El conflicto está pendiente de los tribunales. Economía Digital se puso ayer, martes, en contacto con representantes de La Liga y de Audiovisual New Age, pero al cierre de esta información no obtuvo ninguna respuesta al respecto.

Las discrepancias de Tebas con Hacienda

El conflicto con Hacienda, según Tebas, llegó por unas discrepancias contables respecto a la forma de entender los pagos de las deudas de los clubes que estaban en concurso de acreedores. "Las cantidades reclamadas serán garantizadas por los clubes/SAD afectados y se procederá a los recursos procedentes", explicó Tebas en un comunicado.

Tebas quiso dejar claro que no existía ningún tipo de fraude en esta situación y que los clubes españoles iban a "continuar en su compromiso decidido de reducir  —  como se viene haciendo en los últimos años  —  su deuda con la Hacienda Pública".

Audiovisual New Age fue creada como una agrupación de interés económico con el objetivo de gestionar el acuerdo relativo por los ajustes a realizar en el reparto de ingresos derivados de los derechos audiovisuales de SAD y clubes deportivos.

Tebas considera que la responsabilidad recae sobre los clubes de fútbol, no en Audiovisual New Age

La empresa defiende que, en virtud de dicho acuerdo, los clubes y las sociedades deportivas se encuentran obligados a realizar una serie de aportaciones cuyo destino es el pago de compensaciones a los que descienden a segunda división.

A este respecto, defienden, "debe tenerse en cuenta que la agrupación no asume ningún riesgo en caso de impago de cualquiera de las cantidades a las que deben hacer frente los clubes y las sociedades deportivas".

Hemeroteca

Javier Tebas
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad