Telefónica enjugará el 2,6% de su deuda de una vez

stop

El mercado espera que Telefónica destine los 1.275 millones de la venta de Telxius a reducir su pasivo

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica. EFE/Pedro Puente Hoyos

Barcelona, 21 de febrero de 2017 (19:00 CET)

A dos días para la presentación de los resultados de 2016, en los que una de las preguntas del millón será si ha podido reducir su deuda de cerca de 50.000 millones de euros, Telefónica cerró la venta de parte de Telxius, una operación que todavía centrará más el debate en el apalancamiento de la compañía.  

Los analistas prevén que la venta del 40% de su filial de infraestructuras de telecomunicaciones por 1.275 millones de euros reducirá un 2,6% la deuda de Telefónica, que habría terminado 2016 en los 48.632 millones. Con la operación de Telxius, la multinacional reducirá la ratio de deuda respecto ebitda de 2,75 a menos de 2,7, según el análisis de Banc Sabadell.  

Las cifras definitivas se conocerán este jueves, cuando José María Álvarez-Pallete presente los resultados de la multinacional en 2016. La reducción de la deuda variará en función de qué parte de los 1.275 millones se destine a ello, aunque el mercado da por hecho que, si no es en su totalidad, será la gran mayoría.  

Telefónica tiene un pasivo de 2,75 veces su ebitda, algo más alto que la media del sector, y se marcó el objetivo de reducirlo hasta 2,3 veces. No obstante, fuentes de la compañía aseguraron que no tienen urgencias respecto a la reducción de la deuda, que tienen controlada hasta 2020.  

La multinacional española anunció este martes la venta al fondo KKR del 40% de Telxius. Con la operación, Telefónica mantendrá el control de las torres y continuará consolidando sus resultados. Desde la compañía se mostraron satisfechos por la venta y destacaron que se sitúa en la parte alta de la oferta pública de venta (OPV) que se planteó para sacarla a bolsa.  

Telefónica destacó que la operación con KKR valora el 100% de Telxius en 3.678 millones, contando la deuda, aunque los analistas rebajan la cifra a 3.188 millones, que es el resultado de trasladar al 100% el precio que pagará el fondo estadounidense por el 40%. La OPV se planteó entre 3.000 y 3.750 millones de euros.

La fallida salida a bolsa

La multinacional española intentó en septiembre del año pasado sacar Telxius a bolsa, y el 20 de ese mismo día inscribió el folleto de la OPV ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). No obstante, sólo nueve días después desistió al considerar que el mercado no valoraba suficientemente a su filial.

Esta operación fallida abrió las especulaciones sobre el futuro de Telxius, como por ejemplo su venta total, o troceada. Telefónica siempre mantuvo la versión de la venta de un paquete minoritario, y es la operación que finalmente ha llevado a cabo con KKR.

La segregación y posterior venta de las torres e infraestructuras de Telefónica se enmarcaba en un conjunto de desinversiones para reducir la deuda, después de que Bruselas vetara la venta de O2 a Hutchison. La compañía española iba a ingresar 13.300 millones de euros por su filial británica

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad