El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. EFE

Telefónica supera la crisis de los emergentes con el fútbol

stop

El beneficio de Telefónica en los primeros nueve meses del año ascendió a 2.721 millones gracias, sobre todo, a su negocio en España

Barcelona, 31 de octubre de 2018 (08:17 CET)

Telefónica obtuvo un beneficio de 2.721 millones de euros durante los primeros nueve meses del año, lo que supone una mejora del 11,6% frente al mismo periodo de hace un año. La compañía presidida por José María Álvarez Pallete logró este resultado al apoyar su negocio en España, donde se mantuvo estable para amortiguar los ajustes en los países emergentes (Argentina y Brasil, principalmente) por los tipos de cambio.

El mercado nacional volvió a ser el primero en ingresos después de vivir el trimestre con la mejor actividad comercial en, al menos, diez años. La estrategia, que le reportó una facturación estable de 9.453 millones de euros (+0,5%), estuvo enmarcada en la guerra del fútbol y se tradujo en la adquisición de clientes de alto valor, con ganancias netas en usuarios Fusión (+81.000), contrato móvil (+370.000), banda ancha (+370.000) y TV de pago (+101.000), entre otros. 

Es por ello que la compañía revisó al alza sus objetivos de ingresos en torno al 2%, frente al 1% anterior. "Los resultados trimestrales reflejan la sólida ejecución de nuestras prioridades estratégicas", comentó el presidente José María Álvarez Pallete, que añadió que el rendimiento de la compañía hasta septiembre mejoró "la generación de caja operativa" y la aceleración "del crecimiento orgánico", así como el flujo de caja libre, que alcanza los 3.000 millones de euros, aumentando un 0,9% frente al año anterior.

Telefónica redujo su deuda por sexto trimestre consecutivo

Los nueve primeros meses del año destacan, además, por la reducción de la deuda neta, que se sitúa ahora mismo en 42.636 millones de euros. Cayó el 9,7% frente al tercer trimestre de 2017 y volvió a hacerlo por sexto trimestre consecutivo gracias a la generación de caja libre y las desinversiones, como la venta del 10% de Telxius a Amancio Ortega.

El resultado bruto de explotación (oibda) se colocó en 12.035 millones, un 2% menos. Sin embargo, en términos orgánicos avanzó el 3,8% por la "evolución de los ingresos, los ahorros de la digitalización y esfuerzos de contención de gastos".

Telefónica supera los vaivenes en Brasil y Argentina

Este resultado, que en el trimestre estanco supone una mejora de los beneficios del 35,8%, compensó los ajustes en los países emergentes. Uno de ellos es Brasil, primer mercado no europeo de la empresa de telecomunicaciones, donde los ingresos cayeron cerca del 17% durante los nueve primeros meses y se dedicaron 110 millones a gastos por contingencias. 

 El otro es Argentina, país que se engloba en Telefónica Hispanoamérica Sur, junto a Chile, Perú y Uruguay, y que tuvo un impacto negativo de 123 millones a causa de la hiperinflación.

Telefónica explicó que la depreciación del real brasileño y del peso argentino frente al euro tiene un impacto negativo en la evolución de los tipos de cambio, hasta reducir el crecimiento interanual de los ingresos.

Los ingresos del grupo descendieron por los tipos de cambio

En concreto, la facturación global descendió el 7,9%, hasta 35.776 millones de euros, aunque en términos orgánicos, es decir, a tipo de cambio constante y sin cambios en el perímetro, los ingresos mejoraron el 2,2%.

La operadora matizó que el impacto negativo de la depreciación de monedas a nivel oibda se reduce significativamente en generación de caja, ya que la depreciación supone también menores pagos por CapEx, impuestos, intereses y dividendos a minoritarios.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad