Terciado y los 'abusos' de la tarjeta de crédito oficial

stop

PATRONALES

02 de agosto de 2012 (18:09 CET)

El vicepresidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Jesús Terciado, habría usado a su antojo los fondos de Cecale, que él mismo preside, para pagar gastos que algunos de los socios no reconocen como oficiales.

El también presidente de los pequeños y medianos empresarios de España (Cepyme) "abusó de la tarjeta de crédito que Cecale le concedió para abonar aquellos pagos derivados del ejercicio de las funciones como presidente de la confederación empresarial regional”, según la querella presentada por la patronal salmantina Confaes.

Al número dos de la CEOE, liderada por Juan Rosell, se le acusa de hacer “un uso abusivo, injustificado y en provecho exclusivamente personal de los fondos de Cecale, a través de la tarjeta de crédito”. Los querellantes argumentan que muchos de los gastos realizados por el presidente de la patronal castellanoleonesa son “al margen” de sus funciones como primer ejecutivo de los empresarios de Castilla y León.

En Madrid

La confederación empresarial de Salamanca (Confaes) presentó como pruebas en la querella contra Terciado los extractos bancarios correspondientes a los movimientos de la tarjeta Visa Business Oro de Cecale de los últimos tres años y medio.

Terciado tiene domicilio en Ávila, pero al ser presidente de Cepyme y, por ende, vicepresidente de CEOE, duerme muchos días en Madrid, donde están las sedes de ambas patronales. Gastó durante estos años en Ávila y Madrid casi 16.000 euros sin justificación alguna, según la investigación.

Restaurantes de todo tipo

La mayoría de los expendios son en la capital española, la gran parte en restaurantes. Terciado es un hombre con un amplio gusto culinario, según los movimientos de la tarjeta. El vicepresidente de la CEOE pasó la Visa de la patronal en restaurantes de alto standing como Dominus, Edulis, Asiana Taller, La Dorada, El Telégrafo o El Gran Barril, entre otros.

También la utilizó en varios locales de menos caché como Trattorias, distintos Tattaglia y otros establecimientos de la cadena Vips. Incluso pagó con la tarjeta de la patronal una cena en el restaurante La Tentación, de temática erótica, un lugar poco “adecuado para desempeñar las funciones propias como presidente de una organización empresarial regional”, reza la querella.

En Valladolid, donde está la sede de Cecale, también hay una serie de gastos en restaurantes sin justificación para los demandantes. Según la querella, cada vez que la directiva se reúne en un establecimiento para comer no se paga con tarjeta, sino que los propios restaurantes envían mensualmente sus facturas y son abonadas por la patronal. En total, Terciado se gastó 3.134,36 euros en restaurantes de la capital autonómica.

Fines de semana

Pero el uso de la tarjeta fue más allá. Buena parte de los gastos, 4.616,18 euros, se realizaron en varios fines de semana, incluso estando en Ávila, domicilio del imputado. Por poner un ejemplo, el querellado usó la tarjeta de Cecale para pagar en cinco ocasiones en el restaurante de comida norteamericana Foster’s Hollywood de Ávila. Cuatro de ellas en viernes y otra en agosto.

Una de las partidas que más llama la atención es la referida a una serie de pagos que realizó Terciado para arreglarse los trajes u otras vestimentas. Entre los extractos de la tarjeta de la patronal en posesión de Terciado aparecen cinco cargos por un importe total de 252,90 euros abonados en la tintorería Sec-Neila, de Ávila. Además, hay 16 pagos en Renfe y distintas autopistas.

A este uso dudoso de la tarjeta de crédito de la patronal castellanoleonesa hay que sumar las altas dietas que ha cobrado su presidente en los últimos años, muy por encima del resto de miembros de la junta directiva de la confederación empresarial regional.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad