Tesco, el primer supermercado británico, sufre pérdidas millonarias ante el avance de los 'low cost'

stop

CAMBIO DE HÁBITOS DE CONSUMO

Un establecimiento de TESCO en el Reino Unido

en Barcelona, 22 de abril de 2015 (13:31 CET)

Tesco, el primer supermercado británico y segundo del mundo por facturación, perdió 5.741 millones de libras (casi 8.000 millones de euros) el año pasado. Los datos hechos públicos hoy contrastan con los resultados del ejercicio anterior, cuando consiguieron unas ganancias de 974 millones de libras (1.357 millones de euros).  

La firma de Reino Unido, fundada en 1919 en el este de Londres, es líder en su país con una cuota de mercado del 29,1%. El consejero delegado de la compañía, Dave Lewis, reconoció el "momento difícil" que vive la empresa por la mala gestión de la anterior directiva y la pérdida de competitividad frente a otras grandes superficies. 

Supermercados 'low cost' 

El avance de supermercados baratos como Aldi y Lidl está abriendo una brecha en el monopolio de las grandes compañías de distribución, como la propia Tesco o Sainsbury's. Lo que ha llevado a estas últimas a emprender medidas de ahorro y despidos ante la caída de las ventas. 

Aldi y Lidl, que aterrizaron en el Reino Unido en los 90, han crecido el 22,6% y 15,1% en el último año, respectivamente, alcanzando una cuota de mercado del 4,8% y el 3,5%. Otro de los competidores de Tesco, el supermercado de alta gama Waitrose, ha crecido hasta alcanzar una cuota del 5,1%.

Reacción en la bolsa 

A pesar de las pérdidas anunciadas hoy, las acciones de Tesco han subido el 1% a primera hora del día, al considerar los inversores que ha tocado fondo y que comenzará a mejorar. Sin embargo, a media mañana, los títulos de la firma se situaban en terreno negativo, con una caída del 1,11%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad