Una muestra de productos de Tim Hortons.

Tim Hortons obligará a Starbucks a replantear sus cafés a precio de oro

stop

La primera cadena de cafeterías en Canadá comienza en España con la promesa de vender cafés muy por debajo de su competidor

Madrid, 23 de noviembre de 2017 (17:23 CET)

La cadena canadiense Tim Hortons llegará a España el próximo 15 de diciembre y forzará a su rival Starbucks a replantear los precios de oro de sus bebidas. La cúpula de Tim Hortons en España, que abrirá su primera cafetería en la madrileña plaza de Santo Domingo, prometió un precio muy inferior a los cafés que ofrece la marca estadounidense.

“Ninguna cafetería ni red de cafeterías en España está en condiciones de ofrecer los precios como los nuestros”, explica Sebastián Martínez, director general de Tim Hortons en España que no quiere desvelar el precios de los cafés hasta el día de la inauguración de su primera tienda en España.

Starbucks ya sido el invento de la década para el grupo Vips, que pierde dinero con casi todas sus cadenas de restaurantes pero que salva sus cuentas gracias a la marcha espectacular del negocio de Starbucks, donde los capuchinos con leche cremosa cuestan 4,10 euros y los cafés con sabores se disparan hasta los 8 euros. “Tendremos precios muy inferior a esos, pero hasta la apertura de nuestro primer local no desvelaremos los detalles”, explicó el ejecutivo español.

Los precios de Tim Hortons son guardados como preciado secreto industrial, pero los encargados de la expansión han confirmado a este diario que seguirán el rango de precios de los establecimientos en el resto de países.

Un iced cappucino mediano (que en realidad es un tamaño grande para los estándares en España) cuesta en una tienda Tim Hortons en Canadá 3,05 dólares canadienses, es decir, dos euros. En Reino Unido, el café sencillo se encuentra en 1,19 libras, es decir, 1,34 euros. Y todo con wifi, como Starbucks.

Los productos

La mayor red de cafeterías de Canadá, con fuerte presencia en Reino Unido, desembarca en España como país clave de su expansión internacional. Librará una dura batalla contra Starbucks pero ampliará el radio de acción. No sólo abrirán locales en zonas premium sino también en barrios como Vallecas en Madrid o L’Hospitalet en Barcelona.

La compañía promete un café con mucho más sabor que el de las grandes cafeterías estadounidenses. Asegura que tiene un completo control sobre el sistema de producción y distribución para garantizar un mejor sabor con su mezcla “100% arábica”.

Tim Hortons promete competir con Starbucks con bollería fresca y más barata

Toda la bollería y galletas procede de Canadá, donde sus proveedores fabrican bajo sus estándares de calidad y traerá productos hasta ahora desconocidos en España como los Timbits, unas bolitas que la compañía vendió como el círculo del sabor que se extraen de los donuts. Las rosquillas mostradas por la cadena durante su presentación lucían frescas, recién hechas y rellenas de crema o chocolate.

Tim Hortons sólo comprará en España el pan y los cruasanes. También el zumo de naranja y los tomates para el tradicional pan untado. Promete que todo será fresco con controles de calidad y temperatura constantes antes de sacar cada tanda del horno.

Pero sobre todo la compañía quiere vender la idea de que los locales no forman parte de una multinacional agresiva que invade los barrios. Trabajarán con asociaciones de vecinos para hacer actividades e incentivar empleo en las zonas donde se instalan. Quieren venderse como una compañía cercana, amable y con café barato para gente de barrio. Una diferencia sustancial con las bebidas de casi 10 euros de Starbucks. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad