Trabajadores y dirección firman el preacuerdo laboral de Aigües Ter Llobregat

stop

El nuevo convenio mantiene las condiciones actuales y durará dos años. El eventual propietario de la explotadora de agua en alta a partir de enero tendrá que asumir el marco laboral

Desalinizadora de El Prat del Llobregat (Barcelona), propiedad de Aigües Ter Llobregat

19 de junio de 2012 (18:46 CET)

Los representantes sindicales y la dirección de Aigües Ter Llobregat (ATLL) han rubricado este martes al mediodía una propuesta de convenio laboral por los próximos dos años. Según han explicado los firmantes a Economía Digital, se mantienen las condiciones del acuerdo que actualmente están vigentes, con algunas mejoras en cuanto a horarios o turnos de trabajo, entre otros aspectos. Los salarios se congelan, como este año.

La importancia del nuevo marco laboral es que estará vigente cuando se adjudique la gestora de agua en alta. Es decir, el tratamiento en masa que se da desde el pantano al depósito de cabecera de los municipios. La privatización iniciada por la Generalitat concluye en enero, por lo que los eventuales nuevos propietarios tendrán que asumir el convenio laboral como propio.

Ratificación

Ahora quedan las últimas fases del proceso laboral. Los 237 trabajadores de la empresa pública tendrán que ratificar el pacto en dos asambleas, afirman fuentes sindicales de CCOO. La primera se celebrarán el jueves en la sede central, que está en Abrera (Barcelona), y la segunda reunión tendrá lugar el viernes en la desalinizadora de El Prat del Llobregat (Barcelona).

Los representantes de los trabajadores prevén unas votaciones tranquilas. El pacto supone un seguro para mantener las condiciones de la plantilla cuando la Generalitat se venda la compañía, uno de los grandes objetivos de los sindicalistas.

Si finalmente los empleados dan luz verde al acuerdo, ya sólo quedará un último paso: pasar el control de las conselleries de Economia i Coneixement y Governació i Administracions Públiques. Ambos departamentos validan en última instancia los convenios laborales si cumplen con el decreto de austeridad de la Generalitat. Es decir, la reducción de salarios y personal interino.

Personal

El principio de acuerdo alcanzado este martes no es una garantía para la plantilla de ATLL. Según recuerdan las mismas fuentes, el departamento de Territorio i Sostenibilitat puede aplicar un expediente de regulación de empleo (ERE) con las condiciones económicas actuales de la sociedad, que está en pérdidas.

Por el momento, el conseller Lluís Recoder ha rechazado la regulación. Pero nadie, ni directivos ni trabajadores, descarta que emprenda la medida en un futuro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad