TV3 despedirá al 12% de la plantilla

stop

La televisión catalana prescindirá de 249 empleados y la radio, de 58

27 de junio de 2013 (12:33 CET)

La televisión y radio pública de Catalunya ha decidido despedir a 307 profesionales, de los 2.500 que forman la plantilla. En concreto, TV3 rescindirá el contrato a 249, mientras que Catalunya Ràdio hará lo propio con 58. Los que se queden cobrarán el 7,5% menos de sueldo.

La Corporación Catalana de Mitjans Audivisuals, el ente que controla ambas empresas, anunció el 12 de junio que el expediente de regulación de empleo (ERE) afectaría a un máximo de 312 trabajadores de los medios de comunicación públicos. Pero, tras el encuentro que mantuvieron el miércoles por la tarde, los directores de TV3 y Catalunya Ràdio con los trabajadores, la cifra provisional se fijo en 307 restricciones de contrato.

Inicio de las negociaciones


 La secretaria general de sección sindical de CCOO-TVC, Roser Mercadé, cuestiona la cifra. Los cinco despidos restantes afectarán a la plantilla de la propia corporación.

Mercadé critica el restraso en la constituición de la mesa de negociación para dar luz verde al periodo de consultas. Previsiblemente, si no vuelven a producirse errores de forma, el lunes podrán sentarse las partes para iniciar las negociaciones de las condiciones.

PwC encargada del ERE


Los ERE se llevarán a cabo por separado, ya que cada empresa ha sido una entidad diferente. O por lo menos hasta ahora. Esta misma semana, la Generalitat aprobaba la fusión de la televisión y la radio pública en una misma sociedad: la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, SA (CCMA).

La consultora PwC será la encargada de dirigir el expediente de regulación. La misma compañía a la que se le adjudicó el estudio de viabilidad de la propia CCMA o la que ya ha protagonizado otros ERE en medios de comunicación autonómicos como el de Canal 9.

Protestas en la radiotelevisión


Las negociaciones se vislumbran movidas. Los trabajadores ya han anunciado movilizaciones y huelgas de diez minutos en diferentes franjas horarias mientras duren las negociaciones. El miércoles, las emisiones se interrumpieron entre las cuatro y las siete de la tarde.

Las protestas también se llevaron a la calle. Cerca de 400 trabajadores se concentraron ante la sede de Convergència Democràtcica de Catalunya (CDC), para mostrar el rechazo al ERE frente a la casa política de Artur Mas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad