UGT se niega a negociar con Pimec el convenio del metal

stop

PATRONALES

26 de febrero de 2013 (21:56 CET)

Pimec y Foment, de nuevo frente a frente. Ambos con la consideración de que tienen la razón en su pequeño enfrentamiento. Ambos seguros de que les asiste la capacidad de superioridad intelectual sobre el adversario. Y, ambos, paradójicamente, negociando ser una misma cosa. Ahora, el convenio del metal les ha desunido de nuevo. Primero, Pimec filtra a la prensa que ya es una organización representativa en el sector del metal porque así lo han reconocido los sindicatos del sector. Segundo, y no menos importante, la Unión Patronal Metalúrgica (UPM) y la propia Foment emiten un comunicado en el que restan cualquier capacidad negociador a Pimec.

Mientras una y otra se debaten sobre quién tiene la razón última, quién es más representativa o, al final, a quién deben escuchar los sindicatos (la parte contraria), el sindicato UGT ha tomado partido. Una carta de Isabel Martínez Abril, secretaria general de la Federación de Industria de la UGT, fechada el 25 de febrero y dirigida al presidente de la UPM, deja a Pimec fuera de cualquier tipo de ámbito negociador.

UGT señala que Pimec no cumple

“Una vez analizada la argumentación, el contexto y una vez hecha la valoración interna, no tenemos elementos para afirmar que Pimec cumpla los requisitos formales y legales previstos de legitimación y representatividad para concurrir a la mesa negociadora del citado convenio”, asegura la carta remitida por Martínez Abril a la dirección de UPM.

Con todo, el sindicato tampoco quiere intervenir de forma definitiva en el debate entre ambas asociaciones patronales y acaba señalando que sean ellas las que “se distribuyan la representatividad en base a los parámetros que se demuestran entre sí”. La carta ha sido dirigida a Josep Maria Pujol Artigas, presidente de la UPM y máximo accionista de la empresa catalana de automoción Ficosa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad