Un nuevo boicot por Mónica de Oriol enciende las alarmas en Marqués de Riscal

stop

Las redes sociales resurgen en el acoso a la marca de vinos que preside el esposo de la empresaria que no contrata embarazadas. La compañía asegura que mantiene una vigilancia permanente de las redes pero aclara que de Oriol no tiene ningún cargo en la empresa

La Ciudad del Vino de Marqués de Riscal.

Madrid , 19 de mayo de 2015 (21:47 CET)

Los vinos Marqués de Riscal han encendido las alarmas por un nuevo boicot a la marca que ha resurgido en Facebook por las declaraciones que la empresaria Mónica de Oriol emitiera en noviembre del año pasado. Entonces, Marqués de Riscal, presidido por Alejandro Aznar, esposo de la empresaria, sufrió un duro ataque vía Whatsapp, Facebook y Twitter debido a una reacción en cadena de los consumidores que se quejaban por las declaraciones en las que reconocía que no contrataba a mujeres en edad de tener hijos para no asumir las cargas sociales.

La empresa ha reconocido la preocupación de la dirección por los efectos que el boicot puede causar tanto a la reputación de la marca como en las ventas. Marqués de Riscal asegura que hasta ahora no ha detectado ninguna merma en la comercialización de sus productos, que han tenido un comportamiento de ventas normal, según la empresa.

Lavado de imagen arruinado

La carga contra Marqués de Riscal fue virulenta a finales del año pasado pero la compañía no activó ninguna campaña para desmarcarse de las declaraciones de la mujer que presidió el Círculo de Empresarios. "Consideramos que no tenemos que entrar en este tema porque ella no forma parte de la compañía. Es la mujer del presidente, pero no mantiene una relación directa con la empresa", explica un portavoz de Marqués de Riscal.

El fabricante de vinos llevó a cabo un proceso de renovación de la marca con la inauguración de la Ciudad del Vino, una espectacular obra levantada en Elciego, Álava, diseñada por el arquitecto estrella Frank Gehry. El esposo de Mónica de Oriol alaba la nueva imagen de la compañía que quiere fortalecerse en mercados internacionales como Estados Unidos, Alemania, México, Perú, China y Japón, un esfuerzo renovador que su esposa ha hecho tambalear.

El rebrote

La compañía había dado por superados los ataques a la marca pero han resurgido con intensidad, esta vez por Facebook. "Los vinos Marqués de Riscal son de Mónica de Oriol. Reenviad para que los compre su tía", explica un mensaje en Facebook que ha resucitado el clamor contra la polémica empresaria.

Las últimas palabras de Oriol no sólo han desatado el llamamiento al boicot en contra de las empresas de su marido sino que también las suyas propias han sido blanco de ataques de formaciones políticas. Izquierda Unida y UPyD pidieron a las administraciones dejar de contratar a la empresa Seguriber, encargada de la seguridad del Madrid Arena la noche de la tragedia en la que cinco jóvenes murieron aplastados.

De Oriol es descendiente de una familia con larga tradición empresarial. Bisnieta de José Luis de Oriol y Urigüen, segundo marqués de la Casa Oriol y cofundador de Hidrola y nieta de José María de Oriol y Urquijo que presidió Hidroeléctrica Española. Su incontinencia verbal la llevó a criticar las ayudas a los jóvenes sin estudios ni trabajo por ser subsidios destinados "a gente que no vale para nada".

Tras las polémicas declaraciones sobre la maternidad, dejó la presidencia del Círculo de Empresarios y también su cargo como consejera en Indra.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad