Una filial de Abanca arrebata a Indra las elecciones por primera vez en 20 años

stop

Tecnocom, en la que Abanca tiene el 20% de las acciones, derrotará a Indra, la empresa española que ha organizado 4.000 procesos electorales en todo el mundo

Francisco Botas, Juan Carlos Escotet y Javier Etcheverría, directivos de Abanca.

Madrid , 09 de septiembre de 2015 (22:33 CET)

Tecnocom, la empresa participada por Abanca, se impone en la recta final del concurso para las votaciones de las elecciones generales que previsiblemente se celebrarán el domingo 13 de diciembre. La compañía en la que Abanca posee el 20% de las acciones está a punto de arrebatar a Indra el concurso que había ganado durante los últimos 20 años.

Tecnocom es una empresa impulsada por el periodista de los telediarios durante la transición,  Lalo Azcona, propietario de la empresa Estudio de Comunicación. Vinculado con la inmobiliaria Martinsa Fadesa, Azcona participó en el proyecto de la ciudad deportiva del Atlético de Madrid, que finalmente quedó paralizada.

Desde que Caixa Galicia fue rescatada con dinero público y posteriormente vendida a Escotet, la Unión Europea exigió un plan de desinversiones en empresas participadas. En dos años, el banco gallego ha realizado 67 operaciones de venta para facturar 317 millones de euros.  El plan de la propia entidad establece que las ventas continuarán pero Escotet ha asegurado que se quedará con las empresas rentables y "bien gestionadas". Y Tecnocom, que ofrece soluciones de pago electrónico y que tiene sede, parece ser una de ellas. Abanca asegura que Tecnocom, una de sus filiales más internacionales y prósperas, no está en venta.

La trayectoria

Tecnocom, que cotiza en la bolsa de Madrid desde 1987 y que tiene operaciones en España, Portugal, Estados Unidos y siete países latinoamericanos (Chile, Colombia, México, Perú, Brasil, Paraguay y República Dominicana), ha logrado importantes clientes como Banco Santander en su expansión latinoamericana y BBVA, a quien vendió una aplicación para hacer operaciones de bolsa desde dispositivos móviles.

Entró en el concurso de las elecciones generales, donde Indra tenía todas las de ganar, gracias al impulso de la catalana Scytl, una empresa creada en la Universidad Autónoma de Barcelona que se ha especializado en la gestión de procesos electorales (entre ellas los de Estados Unidos) y que ha recibido el apoyo de firmas de capital de riesgo.

Y mientras los negocios marchan a velocidad de crucero para Tecnocom, su competidor Indra se hunde en las deudas y hasta sus accionistas parecen darle la espalda. Afectada por la trama pública, el ERE de 1.750 trabajadores y la falta de un programa de reflote que convenza a los mercados, la compañía que ha gestionado más de 4.000 procesos electorales en el mundo, ha perdido la mitad de su valor en bolsa desde 2010.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad