Una marca de perfumes copiados abre una caza de brujas para que no le imiten los suyos

stop

Perfumhada hace inspecciones sorpresa en sus tiendas para detectar si los franquiciados compran perfumes de imitación de otras marcas. La propietaria amenaza con inspecciones con peritos judiciales

Un expositor de una tienda Perfumhada.

Madrid, 29 de junio de 2016 (01:00 CET)

La red de tiendas Perfumhada, que vende perfumes de imitación en varias localidades de España, sufre un problema inesperado que amenaza con la supervivencia de la propia compañía: los perfumes que imitan a sus propias imitaciones. 

Afectada por la compra de perfumes mucho más baratos que los suyos, la dueña de la franquicia, Nieves Álvarez, ha comenzado a hacer inspecciones sorpresa en toda su red de tiendas. La propietaria de la marca toma muestras en cada una de sus tiendas con el propósito –asegura— de analizarlas en un laboratorio y detectar perfumes que no son las imitaciones que vende la franquicia. 

Las tiendas que venden perfumes de imitación se quejan de que los márgenes son demasiado ajustados e insuficientes para mantener el negocio. Por ello, muchos de los franquiciados han optado por comprar otros perfumes de imitación mucho más baratos y con mayores márgenes. 

Supuestos peritos judiciales 

"Se realizarán recogidas de muestras en todas las tiendas periódicamente. Podrá ser a través de nuestros supervisores, de un perito judicial (que no tendrá que identificarse sino ante un juez) o a través de la empresa de Mistery Shooper (falso cliente)", escribió la propietaria de la franquicia en un correo enviado a toda la red de tiendas. 

Este diario ha contactado con la dueña de la empresa, que asegura contar con 40 tiendas en toda España, pero ha rechazado conversar sobre el conflicto abierto con sus franquiciados. La responsable no ha explicado cómo enviará un perito judicial a las tiendas sin autorización judicial. La propietaria asegura a sus franquiciados que sus perfumes de imitación tienen alta calidad y que la franquicia ofrece asesoría y gastos estructurales que deben soportar entre todas las tiendas. 

"Cada uno de vosotros se ha encontrado en una situación en la que quería emprender un negocio por su cuenta y no sabia bien que, ni como hacerlo. Por eso elegisteis el sistema de franquicia", explica la propietaria a su red de franquiciados. 

Negocio en pérdidas 

El asesor legal en franquicias, José Zamarro, explica que el modelo de negocios vendido no se sostiene en la mayoría de los casos. "Ofrecen conocimiento que no tienen, asesoría que no prestan y un modelo de negocios que tuvieron que cambiar por sentencias judiciales contra los perfumes de imitación. El resultado es que los franquiciados se encuentran prisioneros de un modelo de negocio que ha sido modificado de forma sustancial después de la firma del contrato", explica Zamarro que representa a franquiciados que han quebrado con las tiendas Perfumhada.  

Los franquiciados aseguran que el modelo de negocio es insostenible y arrastran pérdidas mes tras mes. La mayoría asegura que no puede salirse de la franquicia por las acciones judiciales que temen emprenda la propietaria.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad