Factoría de Nissan en la Zona Franca de Barcelona. EFE

Una nueva ley amenaza a Nissan Barcelona con un hachazo de 100 millones

stop

La normativa europea sobre el pintado de coches amenaza con invalidar la actual planta de Nissan en la Zona Franca y obligar a edificar una nueva

Barcelona, 02 de marzo de 2018 (04:55 CET)

Tras el adiós del Pulsar, la fábrica de Nissan en Barcelona se enfrenta a un nuevo desafío. Con una producción en mínimos, la compañía ve llegar otro nubarrón: la legislación europea que restringirá el pintado de los coches. En caso de que España opte por aplicarla a rajatabla, la planta catalana quedará inutilizable y deberá ser construida una nueva. El coste estimado, 100 millones de euros.

Un portavoz de la compañía explica a Economía Digital que todavía no existe ninguna decisión tomada al respecto debido a que el procedimiento se encuentra todavía en una fase inicial. “Europa dictó una normativa marco y el Gobierno dijo que haría su legislación hacia finales de 2018, hasta que no sepamos en qué dirección camina no actuaremos”, explican.

Fuentes internas asumen que sí la ley es restrictiva, la planta de pintura de Nissan quedará inservible. “No habrá otro remedio que construir otra, y la factura ascendería a los 100 millones de euros”, señalan. No obstante, en caso de aplicarse una normativa blanda, con unas reformas en el edificio se podría mantener la actividad.

De este modo, las mismas voces explican que la empresa tomará la decisión entre el último trimestre de 2018 y el primero de 2019. Sin embargo, el golpe de 100 millones de euros podría alterar los planes de la firma en planta y obligarla a rentabilizar los recursos de forma más agresiva. Por ello, fuentes de la plantilla lamentan que en caso de tener que realizar una importante inversión se les rebajen las condiciones.

Hemeroteca

Nissan
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad