Ana Ruiz Jiménez, propietaria de la pyme española TD&T, muestra el trazado del nuevo túnel entre New Jersey y New York.

Una pyme maltratada en España triunfa con la última megaobra de Nueva York

stop

Una pyme infravalorada por las grandes constructoras e ingenierías en España gana un contrato estratégico con el nuevo túnel ferroviario bajo el río Hud

David Placer

Economía Digital

Ana Ruiz Jiménez, propietaria de la pyme española TD&T, muestra el trazado del nuevo túnel entre New Jersey y New York.

Madrid, 24 de noviembre de 2017 (04:55 CET)

Una pyme española con menos de 10 empleados que ha sufrido malos tratos por parte de las grandes ingenierías y constructoras de España acaba de firmar el viernes pasado un contrato millonario con el que la autoridad ferroviaria de Estados Unidos le confía los cálculos técnicos para garantizar la seguridad del nuevo túnel bajo el río Hudson.

La empresa TD&T, especializada en sistemas de ventilación y control antihumos en caso de incendios, explosiones y emergencias, será la encargada de supervisar una de las obras de ingeniería más estratégicas para Nueva York y Estados Unidos.

Se trata del nuevo túnel por donde discurrirán los trenes rápidos entre New Jersey y New York y que tendrá continuidad hasta Filadelfia y Boston. Es el túnel más importante construido en Estados Unidos en las últimas décadas.

La obra ha sido ganada por las grandes constructoras norteamericanas como WSP, Aecom y STV y es gestionada por Hill International, encargada de coordinar la especie de UTE, pero la autoridad estadounidense quiso designar sobre todas ellas a una empresa hiper-especializada en el diseño de sistemas de ventilación de túneles para garantizar la temperatura en las estaciones y, sobre todo, la seguridad en casos de emergencia.

Una pequeña empresa española se ha colado entre las grandes corporaciones que construyen el nuevo túnel de Nueva York

“El viernes firmé el contrato. Fue una gran noticia. En 2002 abrí mi empresa en España y en medio de la crisis, en 2011, fundé la compañía en Estados Unidos. Ha sido un logro extraordinario porque es un reconocimiento a cómo una empresa pequeña, con gran especialización, puede trabajar supervisando la labor de las compañías de ingeniería más grandes de Estados Unidos”, explica Ana Ruiz Jiménez, propietaria de la empresa TD&T que ha ganado la confianza del organismo que gestiona los trenes de Estados Unidos.

En España, Ruiz vivió tensas situaciones cuando las grandes empresas de ingeniería intentaban robar su técnica e ideas para ganar concursos. En ocasiones usaban sus propuestas para ganar los contratos y, posteriormente, no la incluían en los proyectos. En otros casos, el trato había sido peor: intentaban recortar o retrasar los pagos después de la entrega de los trabajos realizados. Ruiz Jiménez, que prefiere hablar de empresa "infravalorada" o "incomprendida" en España, encontró en Estados Unidos una relación laboral completamente diferente.

“La relación con clientes en Estados Unidos ha sido mucho más gratificante. Nos respetan mucho más profesionalmente y nos pagan diez veces más”, explica la empresaria cuyas sociedades facturan menos de un millón de euros al año.

Los proyectos

TD&T es una empresa que se ha enfocado exclusivamente en sistemas de ventilación de túneles. Ha trabajado con los metros de Madrid (línea 10) y Barcelona (Línea 9), Metro de Málaga, Metro de Sevilla y también en la construcción de algunos tramos del AVE como el de Pajares.

Los complejos cálculos y programas utilizados para la ejecución de grandes proyectos en España le han valido para ser reconocida como una de las pocas empresas del mundo con especialización en los flujos de aire en los túneles.

Tras la crisis de la construcción, Ruiz fue viendo cómo sus escasos competidores fueron cerrando. Y ella tuvo que saltar en Atlántico para aprovechar los contactos en su formación en Estados Unidos para competir en importantes concursos en Filadelfia y comenzó a hacer asesorías en Washington.

“Descubrimos en Washington que una de las empresas contratistas pretendía construir un pozo de ventilación que no era necesario para un buen sistema. Tal vez sólo querían cobrar por una obra innecesaria. El gobierno, por motivos de seguridad, no quería este tipo de instalaciones a pocos metros del Capitolio. Le explicamos que no eran necesarias y dimos las justificaciones técnicas. A partir de entonces nos ganamos su confianza y nos dieron la supervisión del túnel en Nueva York”, explica la empresaria.

La empresaria española que triunfa en EEUU ahora quiere revertir lo aprendido en España

El camino para la supervivencia no ha sido fácil para esta pyme española. Ruiz buscó trabajo como consejera en las grandes empresas españolas pero nunca encontró cabida. Nunca se explicó si era por su perfil marcadamente técnico o por su carrera en Estados Unidos.

Pero ahora, al otro lado del océano, ha conseguido con creces el reconocimiento. Ruiz es una de los 30 expertos mundiales en la asociación de expertos a nivel mundial en construcción de túneles carreteros, el comité NFPA 502. Allí es la única experta en ventilación, una tarea fundamental en construcciones donde la seguridad es máxima prioridad.

Pero Ruiz, ahora sin ninguna competencia en España, no pierde la esperanza y sigue intentando buscar un hueco como consejera en alguna empresa española. “Me gustaría contribuir con mis contactos y mis conocimientos a la expansión de empresas de mi país”, explica. No pierde la esperanza de que algún día también pueda ser profeta en la tierra donde se hizo grande con sus túneles.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad