stop

Vilarrubí exhibe al banquero en la academia de gastronomía, subvencionada por la Generalitat y de la cual también forman parte Carulla, Suqué o Alavedra

Josep Maria Casas

Economía Digital

La Academia Catalana de Gastronomía y Nutrición concede el premio nacional de gastronomía. En su última edición, en febrero pasado, se otorgó a la cocinera Carme Ruscalleda, que en esta imagen aparece recibiendo el galardón en compañía de Carles Puigdemon

Barcelona, 29 de mayo de 2017 (07:55 CET)

Carles Vilarrubí llevará este martes al banquero Éric de Rothschild a un desayuno de la Academia Catalana de Gastronomía y Nutrición. De esta pintoresca entidad, que preside el mismo Vilarrubí, forman parte afamados cocineros como Ferran Adrià, Carme Ruscalleda o Carles Gaig, pero también empresarios como Artur Carulla (Agrolimen), Artur Suqué (Perelada), Ignacio García-Nieto (Riva y García), Ramon Cierco (expresidente de Banca Privada d’Andorra), Albert Sumarroca (grupo Sumarroca) o Macià Alavedra, al que se está juzgando por el caso Pretoria.

Vilarrubí figura como vicepresidente de la banca de inversión Rothschild en España. A raíz de su imputación judicial en el caso Pujol, en los círculos empresariales se ha especulado sobre su posible cese en este cargo. Sin embargo, este martes, Vilarrubí se exhibirá ante la alta sociedad catalana en compañía de un Rothschild, aunque no será David de Rothschild, presidente ejecutivo de Rothschild & Co, sino su primo Éric, que preside el consejo de supervisión del banco.

Carles Vilarrubí: trae a un Rothschild a Barcelona cuando estaba en duda su continuidad en el banco

Éric de Rothschild, barón de Rothschild, de 76 años, es banquero, pero acudirá al desayuno de la academia de Vilarrubí para hablar de gastronomía y de la bodega familiar, Château Lafite-Rothschild. Él mismo se encarga de la gestión de estos exclusivos vinos de Burdeos. No obstante, la presencia del presidente del conseil du surveillance de Rothschild & Co supone un espaldarazo para Vilarrubí, en horas bajas desde que declaró en la Audiencia Nacional por sus negocios con Jordi Pujol Ferrusola.

Las doce sillas de la mesa directiva

Fuentes de la academia precisan que se trata de un encuentro privado, sin la asistencia de prensa, al que únicamente se ha invitado a sus cerca de sesenta miembros. Pese a tratarse de una academia gastronómica, esta dominada por grandes empresarios. Su “mesa directiva” está formada por Vilarrubí (presidente), Carulla (vicepresidente), Francisco de la Rosa (de Cavas Torelló, tesorero), Àlex Jaumandreu (abogado del despacho Roca Junyent, secretario general), así como por los vocales Sergi Ferrer-Salat (Laboratorios Ferrer), Joaquim Uriach Torelló (grupo farmacéutico Uriach), Ignacio García-Nieto (Riva y García), Valentí Roqueta (Roqueta Origen) y Josep Maria Sancliments (exdirectivo de Banca Catalana). La directiva la completan tres especialistas en gastronomía como Josep Casas, la historiadora Rosa Mayordomo y la doctora nutricionista Magda Carlas.

Entre los sesenta “académicos” también se encuentran diversos propietarios de bodegas, de restaurantes, cocineros, chefs y estudiosos del buen comer. No obstante, se desconoce los méritos de algunos de sus miembros, como Macià Alavedra, a no ser por su reconocida fama de bon vivant. Todos los meses convocan reuniones, casi siempre en restaurantes.

La academia nació en 1989 de la mano del escritor y gastrónomo Néstor Luján. Sin embargo, su gran salto lo dio en 2014, cuando se convirtió en una “corporación de derecho público” equiparable a las academias de ciencias, bellas artes o jurisprudencia, tal como establece un decreto firmado por el entonces presidente Artur Mas.

Subvencionados por la Generalitat

La Generalitat les concedió un año después una subvención de 3.599 euros para hacer frente a sus “gastos de funcionamiento” y, en 2016, con el gobierno de Carles Puigdemont, otra de 7.500 euros, en concepto de “fomento a las academias”. Lo sorprendente de estas subvenciones no es su cuantía, relativamente baja, sino que las conceden a una entidad donde abundan los mecenas.

Vilarrubí preside la Academia Catalana de Gastronomía y Nutrición desde junio del año pasado, aunque lleva mucho tiempo vinculado a esta entidad. Además de vicepresidente de Rothschild en España, también lo es del FC Barcelona y preside la correduría de seguros Willis S&C. Su esposa, Sol Daurella, es la heredera del imperio Cobega y preside la embotelladora Coca-Cola European Partners

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad