Vilarrubí niega que lograra un beneficio con los negocios de Pujol Ferrusola

stop

El vicepresidente del Barça declara que adquirió el 10% de una empresa de restauración que volvió a vender por el mismo precio

Carles Vilarrubí, vicepresidente del Barça y empresario relacionado en el caso Pujol

Barcelona, 16 de noviembre de 2015 (17:36 CET)

Carles Vilarrubí, el vicepresidente segundo del Barça, ha declarado este lunes como imputado en el la investigación que sigue el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata sobre los negocios de Jordi Pujol Ferrusola. Los fiscaldes anticorrupción le han preguntado sobre su participación en el restaurante Torre del Remei, en la Cerdanya, del cocinero José María Boix, que realizó negocios con Jordi Pujol Ferrusola.

Vilarrubí, en el momento en el que fue inputado, tras los registros policiales en diversas empresas y en la sede de Convergència, alegó, a través de un comunicado que se le había relacionado por error. En su declaración de este lunes ha insistido en que él participó en la empresa de Boix en 1993, pero junto con tres amigos, que eran clientes habituales.


Pagos reiterados desde Andorra

Todos ellos, de forma conjunta, según el empresario, compraron al chef el 10% de la empresa. Ese mismo porcentaje fue el que vendieron en 2010 por el mismo precio, 18.000 euros, por lo que no hizo ningún negocio con ello, según su versión. Más tarde, en 1998, ha apuntado Vilarrubí, se disolvió el consejo de administración de la empresa del restaurante, y Boix se quedó como presidente y consejero delegado.

Fue el mismo año en el que el cocinero comenzó a realizar operaciones por 300.000 euros –50 millones de pesetas de la época-- con el hijo mayor del ex president Jordi Pujol. De esos movimientos, el vicepresidente del Barça se ha desvinculado por completo. 

Según la investigación policial, sin embargo, Jordi Pujol Ferrusola habría realizado un pago desde Andorra por esos 300.000 euros a Restaurantes de Cerdanya en concepto de "diversos créditos", y el beneficiario habría sido el propio Vilarrubí, como vicepresidente de Restaurantes de Cerdanya S.L.

Las investigaciones policiales sostienen que esos pagos habrían sido reiterados en el tiempo, con lo que se sospecha sobre un supuesto blanqueo de capitales.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad