Villar Mir se queda sin fuerzas para devolver OHL al IBEX

stop

El presidente de la constructora lamenta la salida del selectivo tras un año delicado, con falsas acusaciones en México, que han provocado la caída en picado de las acciones, y el "peor beneficio en muchos años"

Juan Carlos Martínez

El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, durante la rueda de prensa previa a la junta de este martes / EFE/Paco Campos
El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, durante la rueda de prensa previa a la junta de este martes / EFE/Paco Campos

Madrid , 21 de junio de 2016 (12:16 CET)

"Ha llegado la hora de decidir tras diez años de pensar en el tema", argumentaba Juan Miguel Villar Mir su decisión de abandonar la presidencia de OHL.

No será inmediato. "Todavía no lo he propuesto al consejo", señalaba, aunque dejaba caer que lo hará antes de acabar 2016, previsiblemente en septiembre, cuando cumpla 85 y lleve casi 30 al frente del grupo que constituyó en 1987.

El anuncio, comunicado a los medios en una rueda de prensa previa a la junta general de accionistas, lo hace Villar Mir en un momento de grandes turbulencias.

Grandes turbulencias

El grupo acaba de salir del selectivo IBEX 35, la acción de la constructora está por los suelos –incluso por debajo de los ya escasos 5 euros cuantificados en la pasada ampliación de capital- y con algún litigio enquistado, como el que mantiene en México con Infraiber, "presidida por un delincuente habitual, como es el señor Topete, huido y perseguido por la justicia", clamaba Villar Mir contra el presidente de esta compañía azteca.

Aunque Villar Mir cederá el testigo a su hijo Juan Villar Mir de Fuentes en OHL, no hará lo mismo con el Grupo Villar Mir, propietario del 58% de la constructora. "Voy a seguir siendo presidente sin límite de tiempo", decía.

Respecto a la salida del IBEX, el veterano empresario reconocía su sorpresa. Una decisión, según el octogenario presidente de OHL, tomada "en un momento singular, con falsas acusaciones en México, y haber tenido un ejercicio malo, con el peor beneficio en muchos años de nuestra empresa", recordando los tan solo 56 millones ganados en 2015.

Sin prioridades para su hijo

No quiso Villar-Mir apuntar las prioridades por las que debería transitar su hijo en la nueva etapa. "Serán las que él quiera fijar. Prefiero no indicarle nada", señalaba.

También quiso salir al paso de la polémica generada con su yerno Javier López Madrid. "Las cosas que se le han imputado no son verdad. Se están diciendo falsedades de él", clamaba, y en cuanto al lío de las tarjetas black, durante la etapa de su yerno como consejero de Bankia, zanjaba Villar-Mir la cuestión diciendo que "se las  dieron como a todos, y lo que poco que se gastó lo devolvió de inmediato".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad