Walsh 'limpia' la cúpula de Vueling

stop

AEROLÍNEAS

10 de agosto de 2013 (17:14 CET)

La nueva etapa de Vueling en International Airlines Group (IAG) empieza sólo con hombres de la casa. El consejero delegado del holding que agrupa a Iberia, British Airways y la aerolínea catalana, Willie Walsh, ha provocado la salida del actual presidente de la compañía, Josep Piqué. Con él, también se marchan varios hombres que estuvieron al frente del proyecto desde sus inicios así como empresarios catalanes de renombre.

En total, la reestructuración de Walsh elimina siete sillas, incluyendo la de Piqué, del actual consejo de administración. A partir de las próximas semanas, el hasta ahora consejero delegado de Vueling, Álex Cruz, tomará el mando en la firma. La nueva cúpula centrará sus esfuerzos en un control puramente interno, más operativo y focalizado en el día a día de la aerolínea.

El futuro de Piqué


El ex ministro cierra una etapa en los próximos meses. No sólo por el final de su carrera en Vueling. A finales de año, dejará su cargo como presidente del Círculo de Economía. Piqué relevó a Salvador Alemany al frente de la entidad empresarial en 2011. Era su segundo periplo en la institución. Previamente, ocupó el cargo en 1995 pero tuvo que dejarlo cuando José María Aznar lo reclutó para su Ejecutivo.

Pese a ello, la actividad de la vida de Piqué está lejos de disminuir. Preside la consultora internacional Pangea XXI, es miembro de los consejos de administración de Gaesco y Tradisa y asesor, entre otras sociedades, de Abertis, Applus, y Vértice360, entre otras.

Los catalanes

La nueva etapa no contará con Isabel Atkinson, propietaria de Comunicación Corporativa Atkinson y Asociados. La experta consultora entró a bordo de Vueling en 2010, misma fecha en que Cruz asumió el cargo de consejero delegado, tras la salida del accionariado del grupo Planeta.

A Atkinson, también le seguirá Carlos Colomer, propietario de The Colomer Group. Esta compañía acaba de cerrar una de las operaciones del verano al vender por 490 millones de euros a Revlon una división que adquirió diez años antes por 329 millones a la misma firma. Colomer se incorporó a Vueling a finales de 2011, por lo que no ha cumplido ni dos años en su silla. Su nombramiento, fue visto como un intento de limar asperezas entre Vueling y la Generalitat, que siempre prefirió apostar por Spanair

La vieja guardia

Walsh también ha prescindido de Pedro Mejía, uno de los consejeros que pertenece a la vieja guardia forjada en la fusión de Clickair y Vueling. Este técnico comercial y economista del Estado, fue secretario de Estado en el primer Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero. Era uno de los encargados de vigilar las relaciones entre Iberia y la low cost.

Otro veterano consejero que tiene las maletas hechas es Miguel Ángel Fernández Villamandos. Este ejecutivo fue a inicios de este siglo presidente de la naviera de Acciona, Transmediterránea.

También deja su silla vacía el catedrático de Economía de la Empresa, Daniel Villalba. El economista ha sido consejero de Inverban, de la Bolsa de Madrid y de Barcelona y presidente de Transoleo. Ha desempeñado diversas labores en Abengoa.

A la sombra de Rato

Jaime Manuel de Castro Fernández no pertenece a la vieja guardia. Entró a la vez que Atkinson en la cúpula de Vueling. El notario accedió al cargo mientras Rodrigo Rato era vicepresidente de Iberia. A ambos les une una estrecha relación. De Castro fue su padrino de investidura cuando Rato ingresó en la Real Academia de Doctores de Barcelona.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad