Wanda se deshace de su pesadilla madrileña al vender el Edificio España

stop

El conglomerado chino logra traspasar el inmueble por 272 millones de euros, siete más de lo que pagó hace dos años

Fachada del Edificio España, en Madrid, en una imagen de archivo

Madrid , 16 de diciembre de 2016 (09:02 CET)

Wanda se ha desecho, por fin, del Edificio España, que tantos dolores de cabeza dio a su dueño, el magnate Wang Jianling. La empresa ha anunciado este viernes que ha cerrado la venta del Edificio España, en Madrid, al grupo murciano Baraka por 272 millones de euros, siete millones más de lo que pagó la firma asiática al Banco Santander hace dos años.

Ambas empresas han alcanzado un acuerdo y se dan de plazo hasta el 31 de marzo de 2017 para completar el traspaso de la totalidad de las acciones de Wanda Madrid Development, la titular del edificio, según ha informado en un documento remitido a la Bolsa de Hong Kong la filial de hoteles de Wanda. 

El grupo confirmó el pasado julio que estaba negociando con Baraka la posible venta del Edificio España, dos días después de que se conociera que el empresario Trinitario Casanova estaba ultimando la compra.

Desde entonces, Baraka ha pagado ya seis millones de euros como depósito. Ahora tendrá que abonar 14 millones más también como garantía y los 252 millones restantes al completarse la operación, ha detallado el conglomerado chino. En febrero, Wanda encargó a la consultora JLL la venta del Edificio España, poco después de cerrar Wanda Development Madrid.

Los dos años en los que la firma china fue propietaria del histórico rascacielos estuvieron marcados por las desavenencias entre Wanda y el ayuntamiento de la capital española a cuenta de la demolición o no de la fachada. La empresa quería volver a construir todo el edificio para poner en marcha un hotel, viviendas y un centro comercial, mientras que el consistorio exigía proteger su fachada durante las obras.

Incertidumbres políticas

Wanda ha señalado en el comunicado que la venta del Edificio España representa "una oportunidad para el grupo de cobrar su inversión en el Proyecto Inmobiliario Madrid dado el entorno político y del mercado en España", algo que, a su juicio, ha resultado en "incertidumbres" para el desarrollo de su proyecto. Ha subrayado, además, que esta operación "reforzará la posición financiera y de liquidez" de Wanda.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad