Worten crecerá en España a costa de Miró

stop

La cadena catalana de electrodomésticos negocia con la portuguesa, que aspira a abrir en España diez tiendas este año, la misma cifra de establecimientos que cerrará Miró

Tienda Worten en Madrid.

Madrid , 13 de mayo de 2016 (01:00 CET)

La cadena de electrodomésticos Miró, con una gran presencia en Cataluña y con más de 60 tiendas en España, afronta el cierre de diez establecimientos y, en el momento crucial del repliegue, negocia con Worten la venta de algunos de sus establecimientos.

Worten necesita tiendas, tanto en el centro de las grandes ciudades como en pequeñas poblaciones para su ambicioso plan de expansión y ha llegado a un acuerdo confidencial con Miró para valorar la compra de establecimientos. La compañía portuguesa ya tiene acceso a las cuentas de resultados de Miró, según han explicado fuentes cercanas a la negociación. 

Worten tiene en Portugal 143 establecimientos hasta en poblaciones de apenas 15.000 habitantes. Por eso, están convencidos de que España les ofrece una enorme posibilidad de crecimiento.  

Ambas cadenas se encuentran en proceso de negociación para la transferencia de tiendas, principalmente fuera de Cataluña, donde Miró cerrará buena parte de sus establecimientos. Miró, en manos del fondo de capital de riesgo Springwater, ha reconocido que ha habido contactos para la venta de algunas de las tiendas a Worten, pero el consejero delegado, Matteo Buzzi, asegura que no hay ningún acuerdo cerrado.  

"Preferimos vender algunas tiendas a otra cadena que cerrarlas y tener que despedir a trabajadores. Es cierto que Worten nos quería comprar una tienda pero no hemos llegado a un acuerdo", explica Buzzi, el máximo dirigente de la compañía inmersa en un proceso de negociación para fijar las condiciones de despidos de los trabajadores.  

Tiendas pequeñas con futuro  

Miró, la cadena de electrodomésticos, estaba en proceso de liquidación cuando Springwater, el fondo de capital de riesgo liderado por Martin Gruschka, adquirió la empresa en septiembre de 2014. Con unas 60 tiendas, la compañía de origen catalán y con una importante presencia en Baleares, quiere quedarse con 50.  

Miró ha tenido problemas de stock y las estanterías no están del todo llenas como deberían, pero con la reducción de tiendas y la concentración en Cataluña, Baleares y Madrid, la cadena espera superar el problema.  

Worten, que busca aumentar sus tiendas pequeñas y medianas en toda España, analiza varias posibilidades de compra, según ha reconocido a este diario Miguel Aguas, director general de Worten en España, que este jueves inauguró su establecimiento más céntrico en Madrid.  

"Al margen de los centros comerciales, creo que las tiendas pequeñas o las tiendas como ésta, de 500 metros cuadrados, de barrio, tienen mucho futuro", explica el director de Worten que no se quiso pronunciar sobre las negociaciones con Miró.  

La compañía asegura que busca adquirir nuevos establecimientos. El director de Worten ha explicado que está abierto a valorar nuevas posibilidades en el mercado, tal como hizo en su momento con PC City, la cadena británica del Grupo Dixons que cerró operaciones en España en 2011.

La empresa mantiene un plan de crecimiento sostenido para aumentar la participación de mercado en España durante los proximos años. 


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad