...Y la madre de Piqué

stop

Crónica desde el palco de las celebridades en la final de la Copa del Rey

Piqué celebra tras recibir la Copa.

26 de mayo de 2012 (21:47 CET)

El Barça se impuso este viernes al Athletic de Bilbao en el Vicente Calderón. Un partido que se resolvió en la primera parte con tres tantos del equipo azulgrana y relajó el ambiente en el palco presidencial.

Muy pendiente de las reacciones del Príncipe Felipe cuando desde la grada culé emprendieron cánticos que recordaban el 'accidente' del Rey en Botswana con cierto paquidermo. Los últimos 45 minutos (más dos de añadido) no tuvieron tanta intensidad como la primera parte y, se tiene que reconocer, la afición barcelonesa se centró más en Su Majestad que en animar al equipo, ya vencedor. Nada que ver con los leones, que llenaron la capital y se dejaron las cuerdas vocales en el campo.

Poco antes de la media parte, 'mrs.' Shakira se esfumó del palco. Al final del partido su novio, el jugador del Barça Gerard Piqué, le mandó saludos y besos desde el pie del campo. Nada raro si el resto del equipo no se estuviera abrazando unos cuantos metros más allá.

El capítulo de cantantes internacionales que asistieron al campo también incluye a la israelí Noa. Con toda la distancia que tiene con Shakira, incluída la enorme sonrisa con la que posó con todos los fans cuando se fue a buscar un botellín de agua en el intermedio. Sentada al lado de Joan Manuel Serrat, si los dos llegaron juntos al Vicente Calderón se fueron por separado.

Sin corbata

El partido de fútbol también sirvió para ver al presidente de la patronal CEOE, Juan Rosell, sin traje ni corbata charlando animosamente con un grupo de amigos del juego magistral del Barça. Unos metros más allá, otro presidente catalán de una patronal se lanzaba a por los canapés. Antoni Abad, de Cecot, sin corbata y saludando a todo el mundo. La familia Daurella también asistió al partido, con Sol a la cabeza. Haciendo gala de su discreción, se quedó en un segundo plano tanto antes de entrar al palco como en la media parte.

Aunque, momentáneamente, los más ilustres fueron otros dos. El padre de Cesc y la madre de Piqué.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad