Ayuso blinda por ley a Madrid de las subidas de impuestos del Gobierno

La Comunidad de Madrid aprueba el anteproyecto de Ley de defensa de la autonomía financiera ante la previsión de una batalla judicial con el Gobierno de Sánchez por las subidas de impuestos y la armonización fiscal

La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty. EFE/Luca Piergiovanni

Paso relevante entre la guerra fiscal abierta entre la Comunidad de Madrid y el Gobierno central. La región liderada por Isabel Díaz Ayuso ha movido ficha y ha dado luz verde a la ley de autonomía fiscal para blindar al territorio madrileño de la reforma fiscal, previsiblemente con subida y armonización de impuestos, que ultima el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

En concreto, el Consejo de Gobierno ha aprobado en su reunión de este miércoles el anteproyecto de Ley de Defensa de la Autonomía Financiera con el fin de proteger su política económica y fiscal de la que prepara el Gobierno de España, ya que la Comunidad de Madrid da por seguro que supondrá una subida de impuestos generalizada a los ciudadanos.

El objetivo es proteger los derechos reconocidos en esta materia a la región a través de la Constitución española, en su artículo 156, y su Estatuto de Autonomía, en el artículo 51, según ha indicado el consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty.

Se trata de un compromiso anunciado por la presidenta Isabel Díaz Ayuso en su investidura que ahora lleva a cabo, justo apenas un mes antes de que el comité de expertos designado por el Ministerio de Hacienda dé a conocer sus recomendaciones para reforma fiscal que pretende acometer el Gobierno, previsiblemente en el año 2023.

Impedir subida de impuestos del Gobierno


Con la Ley de Defensa de la Autonomía Financiera y Fiscal, que se inicia ahora su tramitación legislativa para su aprobación en la Asamblea de Madrid, la Comunidad de Madrid se dota de un nuevo instrumento jurídico que le permitirá salvaguardar sus competencias en materia tributaria y hacer frente a una eventual armonización fiscal del Gobierno, que supondría en la práctica una subida de los impuestos de Sucesiones y Donaciones y Patrimonio, al estar bonificados en Madrid.

El equipo de Ayuso denuncia que el Gobierno solo busca «subir los impuestos a los madrileños y mermar la libertad de la región para gestionar su economía». Lo cierto es que la ‘guerra fiscal’ entre el Gobierno de Pedro Sánchez y las regiones del PP, sobre todo la madrileña, viene de lejos y se avivó sobre todo a principios del año pasado cuando la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, dejó entrever en la presentación del comité de expertos de la reforma fiscal su intención de acometer una armonización de impuestos.

Se trataría de fijar unos tipos mínimos en los impuestos de Patrimonio, Sucesiones y Donaciones y Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, actualmente bonificados en la Comunidad de Madrid, y es que desde el Gobierno acusan directamente a la Comunidad de Madrid de ‘dumping fiscal’.

Una de las regiones más beligerantes contra la pretendida armonización fiscal del Gobierno es precisamente la Comunidad de Madrid. Ayuso ya avisó en su último encuentro con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la Moncloa que la región acudirá al Tribunal Constitucional “y donde haga falta” para evitar dicha armonización. 

Ayuso defiende que si hay presidentes autonómicos que se quejan de los bajos impuestos de Madrid, que sean ellos los que reduzcan los impuestos, y rechaza una “fiscalidad a la carta para contentar a los independentistas”. 

Fuentes gubernamentales señalan a Economía Digital que será en el marco de la financiación autonómica que el Gobierno prevé acometer tras el verano donde se decidirán cuáles son las figuras fiscales que los territorios van a tener cedidas y las otras que se incluirán en un marco de armonización, como Sucesiones, Donaciones y Patrimonio.

Autonomía de ingresos

Con la ley impulsada por la Comunidad de Madrid se obliga a la Asamblea de Madrid y a los órganos superiores de Gobierno y Administración autonómica a reaccionar con todos los mecanismos a su alcance en la legislación nacional, europea o internacional, ante cualquier ley, disposición normativa o acto del Estado con fuerza de Ley que infrinja la corresponsabilidad fiscal y autonomía financiera de la región.

Así las cosas, la norma regulará la autonomía de ingresos, concretada en la capacidad del Ejecutivo madrileño para regular y ejecutar sus propios tributos, los recargos sobre impuestos estatales y los impuestos cedidos por el Estado. También se reglamenta la autonomía de gasto de acuerdo con los principios de eficiencia, eficacia y economía, así como de sostenibilidad y estabilidad presupuestaria.

Asimismo, se garantiza la transparencia en la información sobre la actividad financiera de la Comunidad de Madrid y el funcionamiento y control de la actuación pública tributaria. De este modo, se informará a los madrileños del destino final de la aportación que realizan a los ingresos públicos, o de su situación tributaria en relación con otras comunidades autónomas o, en su caso, regiones extranjeras.

El pasado mes de septiembre Ayuso anunció la supresión de los tres únicos tributos que quedaban vigentes en la región: el impuesto de instalación de las maquinas recreativas al quedar obsoleto como consecuencia de la creación de una nueva figura fiscal de carácter estatal sobre el juego de apuestas; el impuesto sobre depósitos de residuos, solapado por el nuevo impuesto estatal, y el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) que ya estaba rebajado al 0% desde 2009.

17 años de bajada de impuestos: ahorro de 16.500 euros por contribuyente

La líder de la región madrileña avanzó la aprobación de la ley en el foro ‘Voces liberales. Liberalismo económico en España’, organizado por la Fundación Rafael del Pino, en donde defendió su política de bajos impuestos y criticó el «intervencionismo» de Pedro Sánchez y su «ataque» a la capital. «Nosotros no vamos a subir los impuestos ni vamos a permitir que nos los suban por la puerta de atrás», sentenció.

En el acto, en el que se presentó el libro ‘Liberalismo a la madrileña’, del investigador asociado al Instituto de Estudios Económicos (IEE), Diego Sánchez de la Cruz, estaba presidente la expresidenta madrileña, Esperanza Aguirre, a quien Ayuso felicitó por ser la «impulsora del modelo liberal de la Comunidad de Madrid.

Según cálculos de la Comunidad de Madrid, los 17 años de bajadas fiscales por los sucesivos gobiernos regionales ha permitido un ahorro de casi 53.000 millones de euros, lo que supone 16.500 euros por contribuyente.

Actualmente Madrid es la mayor economía de España, aportando al PIB nacional un 19,3% en 2019, según los datos de contabilidad regional del INE, y encabeza la atracción de inversión extranjera, con un 73,3% del total en el tercer trimestre de 2021.