Caixabank mejora en el tercer trimestre y se deja solo un 19% del beneficio

El banco de La Caixa supera las expectativas de los analistas con unas ganancias de 522M de julio a septiembre, aunque en 2020 pierde un 43% de beneficios

El tercer trimestre, en el que la pandemia aflojó en España, fue también de mejoría para los bancos. Caixabank redujo la caída de sus beneficios y superó las expectativas de los analistas, que esteraban que se dejara la mitad de su beneficio trimestral. La subida de las comisiones y el hecho de que buena parte del ajuste se hiciera en el primer semestre explican esta mejora.

Caixabank ganó 522 millones de euros entre julio y septiembre de 2020, un 19% menos que en los mismos meses del año pasado, según ha comunicado a la CNMV este viernes. Sin embargo, esta cifra es 4,5 veces la del segundo trimestre y mejora ampliamente los poco más de 300 millones que preveían los analistas de Bloomberg.

La entidad que dirige Gonzalo Gortázar consiguió prácticamente igualar los márgenes del mismo trimestre del año pasado y mejoró un 4,9% las comisiones con respecto a los tres meses anteriores, que fueron muy negativos. Además, redujo significativamente las pérdidas por deterioro de activos financieros y las provisiones, pues esas correcciones y esfuerzos se concentraron en la prima mitad de año.

Caixabank ha asumido un deterioro de activos de unos 1.600 millones de euros en 2020 por la crisis del coronavirus

En el cómputo de los primeros nueve meses del año, Caixabank gana 726 millones, un 42,6% menos que en el mismo periodo de 2019. El margen de intereses baja un 2%, aunque las comisiones se mantienen en 1.905 millones, y el margen bruto cae un 5,3%.

El margen de explotación, en cambio, sube un 36,7% porque en 2019 había cerca de 1.000 millones de gastos vinculados a la reestructuración y que este año no existen. Sin contar este efecto extraordinario, el margen neto caería un 7,9%.

El gran descenso del resultado se explica por las correcciones y dotaciones hechas como consecuencia de la crisis del coronavirus. La entidad controlada por La Caixa destaca en su nota de prensa que “refuerza su posición de capital y liquidez”. En 2020 ha asumido unas pérdidas por deterioro de activos financieros de 1.594 millones, 5,5 veces las de 2019, mientras que ha dotado 207 millones a provisiones, un 37% más.

Caixabank reduce morosidad y mejora la calidad de los activos

La entidad remarca que ha mejorada en los ratios de capital y en morosidad. El CET1, uno de los valores que mide la calidad de los activos, sube hasta el 12,7%, muy por encima del 9% que le exige el BCE.

La morosidad se sitúa en el 3,5% tras una ligera bajada en 2020. Pese a ello, Caixabank ha incrementado las provisiones para elevar hasta el 65% la ratio de cobertura de la mora, pues se espera que la crisis termine derivando en impagos.

El banco que preside todavía Jordi Gual incrementó un 5,2% los recursos de los clientes por un “fuerte crecimiento” de los recursos de los clientes, mientras que el crédito bruto subió un 6,4%, hasta los 241.877 millones, por una alza del 17,6% de los préstamos a empresas. Este 2020, miles de sociedades han necesitado oxígeno para capear la crisis, como los préstamos del ICO, gestionados por los bancos.​