Caixabank gana un 19% menos tras reservar 1.252 millones para impagos por la Covid-19

El banco catalán gana 1.382 millones y logra aguantar los márgenes pese a la crisis del coronavirus

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank. Foto: Caixabank

Caixabank ganó 1.382 millones de euros en 2020, un 19,1% menos que en 2019, tras reservar 1.252 millones para hacer frente a la crisis de la Covid-19, según comunicó este viernes a la CNMV.

El banco que dirige Gonzalo Gortázar está capeando la crisis mejor que la mayoría de su competencia. Sin ir más lejos, superó en beneficios a BBVA pese a ser mucho más pequeño a nivel global, lo que en este caso fue una ventaja porque minimizó el riesgo.

Pero volviendo a la entidad controlada por la Fundación Bancaria La Caixa, los márgenes hablan por sí solos, pues los mantuvo muy estables a pesar del impacto de la pandemia en el negocio.

Caixabank obtuvo un margen de intereses de 4.900 millones, un 1% menos, y un margen bruto de 8.409 millones, un 2,3% menos. El margen de explotación se incrementó un 34%, hasta los 4.579 millones, pero se debió a que en 2019 tuvieron un impacto negativo extraordinario de 979 millones por los costes de la reestructuración.

El impacto del coronavirus en Caixabank

El hecho de que en 2020 no haya tenido estos gastos extraordinarios significa que, de no ser por la pandemia, la entidad que está a punto de absorber Bankia habría disparado sus beneficios. Pero el coronavirus marcó el año desde marzo y marcará también este 2021.

La prueba más evidente de ello es que las provisiones para hacer frene a la crisis de la Covid-19 se han convertido en una constante entre la banca.

Caixabank asumió 1.915 millones de pérdidas por deterioro de activos financieros, cinco veces más que en 2019, “por el refuerzo de provisiones para riesgo de crédito, que incluyen una provisión extraordinaria anticipando impactos futuros asociados a la Covid-19 por 1.252 millones de euros”.

De momento, sin embargo, la morosidad aguanta. La entidad que preside todavía Jordi Gual cerró el año con un saldo de créditos dudosos de 8.601 millones, 193 menos que a finales de 2019. Así, redujo ligeramente su ratio de morosidad, que se sitúa en el 3,3%.

Las medidas de ayuda a empresas y familias explican este comportamiento en 2020. Las moratorias hipotecarias y crediticias y los préstamos ICO han impedido miles de impagos, pero los bancos no prevén que estas medidas puedan aguantar la economía eternamente.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.