Cataluña abrirá sus puertos para los cruceros de verano, pero con condiciones

Contratar un seguro, medidas de higiene y aforos en el crucero, detallar toda la ruta e incorporar planes de contención del virus son algunos de los requisitos demandados dese las instituciones catalanas

Barcelona es el puerto más importante del Mediterráneo en volumen de pasajeros.

Cataluña abrirá sus puertos a la espera de la llegada de cruceros turísticos que son buena parte de los ingresos de varios sectores de la ciudad, no sólo por los cruceros en sí, sino por todos los comercios, bares y restaurantes locales que se nutren de la llegada de turistas a la ciudad, aunque las navieras tendrán que cumplir las condiciones que ha avalado este martes el Procicat, entre ellas tener un seguro que cubra todos los gastos sanitarios de posibles contagios de Covid-19.

Los cruceros, en primer lugar, deberán portar bandera europea y entregar a la Generalitat una solicitud de aceptación del protocolo de actuación a seguir para el desembarco de casos sospechosos o confirmados de covid, así como de la gestión de contactos en su ámbito territorial.

En la solicitud los cruceros deberán exponer ruta o itinerarios que hará el crucero, incluidas las fechas y los puertos catalanes en los que se harán las escalas. También deberán detallar las características del barco, desde el número de pasajeros que puede llevar, con qué empresas se pretende operar en Cataluña, número de pasajeros a bordo y tripulantes, programa de actividades, etc.

Los navíos deberán incorporar medios sanitarios que permitan prevenir, diagnosticar y mitigar la Covid-19 en caso de contagios a bordo, así como detallar un plan de actuación en caso de darse un positivo. Dentro de los barcos habrá también aforos limitados que deban respetarse -que aparecerán debidamente plasmados en el plan de salud del navío- y deberá quedar constancia de las medidas higiénicas, de desinfección y de ventilación del barco.

Además, la naviera deberá presentar un plan de salud para prevenir y mitigar riesgos sanitarios derivados de la covid, en el que se describirán los medios sanitarios con los que contará el barco y la capacidad de diagnóstico a bordo mediante tipos de pruebas diagnósticas de infección activa.

La empresa de cruceros también deberá dejar constancia de qué centro sanitario ha concertado para atender a pacientes de coronavirus y derivar los casos sospechosos y tendrá que elaborar un plan para el alojamiento concertado para pacientes asintomáticos o que no necesiten el ingreso en un hospital.

Para los contactos estrechos de la persona infectada, también tendrá que haber un programa de alojamiento reservado. Además, la naviera deberá dejar constancia del seguro contratado por el que se sufragarán los gastos derivados del alojamiento y tratamiento de pacientes de Covid-19.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.
Andoni Berná Calvo