Los tripulantes de avión piden al Gobierno vacunarse para no interrumpir la campaña de verano

Las aerolíneas quieren evitar cancelaciones de vuelos en plena de campaña de verano si llaman a vacunarse a los trabajadores

Los tripulantes de cabina de avión de Volotea en el Aeropuerto de Asturias.

Los tripulantes de cabina de avión de Volotea en el Aeropuerto de Asturias.

Los tripulantes de cabina de avión, como pilotos, copilotos, azafatos o auxiliares de vuelo quieren que se les considere servicio esencial y poder empezar a vacunarse ahora para no interrumpir temporada alta.

Por este motivo, la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) ha pedido este martes al Gobierno que se priorice su vacunación, pues son “un sector estratégico”, según explican en un comunicado. También han solicitado que se permita a las aerolíneas la gestión de la vacunación a través de sus servicios médicos y mutuas.

De este modo, podrán realizar este proceso “de forma ordenada y evitar cancelaciones de vuelos en plena de campaña de verano”. El presidente de ALA, Javier Gándara, justifica que la compañía estadounidense Delta AirLines se ha visto obligada a cancelar hasta 100 vuelos en un fin de semana ante la falta de tripulación, que tuvo que acudir a su cita de vacunación.

“Si el proceso de vacunación no se realiza con previsión suficiente, muchos pilotos y tripulantes de cabina pueden verse impedidos para volar, dejando aviones en tierra en un momento especialmente decisivo para la recuperación del turismo”, destaca.

Para evitar esta situación, la asociación – que aglutina el 85% del tráfico aéreo en España- considera esencial que se posibilite a las aerolíneas gestionar a través de sus servicios médicos y mutuas la vacunación de sus tripulaciones, y poder planificar de forma ordenada y con suficiente previsión la administración de las dosis, proteger a dichos colectivos y asegurar así la continuidad de su operativa. 

Además, defienden que esta autogestión de la vacunación se extienda asimismo al personal de tierra encargado de la las operaciones en los aeropuertos.

“Si se posibilita a las mutuas y servicios médicos de estas compañías vacunar a su personal se aliviaría al sistema público de Salud de carga de trabajo, a la vez que se permitiría una mejor organización interna a estas compañías”, agrega el presidente de ALA.

 “No nos podemos permitir que la falta de previsión en el proceso de vacunación de las tripulaciones pueda arruinar la campaña de verano y, con ello, la esperada recuperación del turismo”, concluye Gándara.