CCOO y UGT exigen al Gobierno presionar con la agenda social incluso si no la apoyan sus socios

CCOO y UGT han presentado el lema de cara a las manifestaciones por el Día del Trabajo, que reclaman el recorte de la jornada y una mejora general de los salarios

Unai Sordo (CCOO) y Pepe Álvarez (UGT) anuncian sus planes para el 1 de mayo. Foto CCOO

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Los secretarios generales de los sindicatos CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, respectivamente, han instado al Gobierno a retomar una agenda socioeconómica de reformas ambiciosa, incluso si no es capaz de sacarla en el Congreso de los Diputados, ya que eso forzará a los partidos a explicar el porqué de sus posturas.

«La agenda socioeconómica y laboral está perdiendo lustre y es importante que vuelva a recuperar presencia en nuestro país. Por tanto hay que atreverse a hacer normas, proyectos de ley o decretos que luego tengan que ser convalidados», ha dicho Sordo durante la rueda de prensa de presentación de las manifestaciones del 1 de mayo.

Por su parte, Álvarez no ha querido detallar si la parálisis política es a causa del ciclo electoral, que terminará con las elecciones europeas del 9 de junio, o de la debilidad parlamentaria del Ejecutivo. «Lo que es evidente es que todos los analistas internacionales sitúan como elementos clave para esta situación diferencial de la economía española las medidas que acordamos con el Gobierno», ha subrayado, insistiendo en la necesidad de «seguir avanzando».

Encima de la mesa, aún hay asuntos importantes como la negociación para la reducción de la jornada laboral, los planes de igualdad LGTBI en el seno de las empresas, el subsidio por desempleo o, incluso, la regulación por despido.

El Gobierno presentó tres grandes reales decretos-ley a principios de año, dos de ellos fundamentales para cumplir con las reformas vinculadas al cuarto pago de los fondos europeos Next Generation EU, y un tercero con medidas anticrisis que contenían, entre otras, la extensión de la rebaja del IVA a los alimentos hasta el 30 de junio.

Sacar adelante ese paquete legislativo costó sudor y lágrimas en el Ejecutivo. La tercera norma, la única presentada por la vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, fue la única que decayó, por el voto en contra de Podemos.

«El resultado de la dificultad de sacar adelante normas no puede ser no hacerlas», ha insistido Sordo.

En su manifiesto de cara al 1 de mayo, ambas centrales han puesto como objetivo el «pleno empleo», sin autocomplacencias, por lo que urge «mejorar el marco regulatorio en el que se genere el empleo del futuro». Así, apuestan por una reforma de la contratación parcial, del despido, por el recorte de jornada y también por el desarrollo del artículo 129 de la Constitución Española, el referente a la democratización de la empresa.

Bajo el lema «Por el pleno empleo: reducir jornada, mejorar salarios», los dos grandes sindicatos han convocado más de 70 manifestaciones en todo el país, siendo la principal la que tendrá lugar en Madrid.

Vigilante con las empresas estratégicas

Preguntado por la potencial OPA sobre Naturgy del grupo emiratí Taqa, Sordo ha reclamado que el Gobierno que sea «extraordinariamente celoso y vigilante» para evitar que empresas de sectores estratégicos, como la energía o el transporte, acaben «en manos indeseadas».

«En estas empresas estratégicas, España como país no puede perder pie y tiene que ser extraordinariamente celosa y vigilante de que los movimientos accionariales no sirvan para que acaben en manos a veces de inversores fundamentados en otros estados», ha asegurado el líder sindical.

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp