Dos de cada tres ‘baby boomers’ temen una peor jubilación tras la reforma de Escrivá

Solo el 6% tiene ahorros suficientes para su jubilación y un 57% tendrá la pensión como único ingreso, si bien apenas la mitad pagaría más impuestos para pagar las pensiones

Un grupo de jubilados juega a la petanca en un parque. / Efe

Un grupo de jubilados juega a la petanca en un parque. / Efe

Inquietud y preocupación sobre su futura jubilación entre los más de 14 millones de españoles nacidos entre 1957 y 1977, la conocida como generación del ‘baby boom‘, ya que una mayoría teme que su retiro de la vida laboral será peor que el de sus padres, a pesar de la primera parte de la reforma de pensiones del Gobierno aprobada.

A un 68% de los ‘baby boomers’ le preocupa mucho o bastante la jubilación y un 70% cree que su vida como jubilado será peor que la de los actuales, según se desprende de la última encuesta sobre pensiones y hábitos de ahorro elaborada por el Instituto BBVA de Pensiones realizada a 3.391 personas de dicha generación, formada por 13,3 millones de españoles y 1,4 millones de extranjeros de entre 44 y 64 años en la actualidad.

De hecho, un 52% cuestiona que pueda cobrar toda su pensión de forma vitalicea y un 42% tiene dudas respecto a la estabilidad de su empleo, por lo que un 25% cree que no podrá alcanzar si quiera los 36 años necesarios, a día de hoy, para el cobro de la pensión completa.

La encuesta es reveladora al haberse realizado entre el 16 de septiembre y el 7 de octubre, ya que tal y como han explicado el director del Instituto BBVA de Pensiones, Luis Vadillo, y la miembro del Foro de Expertos del Instituto BBVA de Pensiones, Elisa Chuliá, es posterior al acuerdo de julio del Gobierno con los agentes sociales para la primera parte de la reforma de pensiones.

También se habían producido ya las palabras del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, sobre un posible “ajuste” y aumento de la edad de jubilación para los ‘baby boomers’, de las que posteriormente se retractó, ha apuntado Chuliá, quien ha indicado que se desconocía en cambio el mecanismo de equidad intergeneracional (MEI), que supone la subida de cotizaciones de 0,6 puntos porcentuales entre 2023 y 2032 para sufragar el coste de la jubilación de esta generación.

Creen que se jubilarán más tarde y cobrarán menos pensión

Pese a los cambios de la reforma del Gobierno, que revaloriza las pensiones al IPC y adopta medidas para la sostenibilidad del sistema, endureciendo las penalizaciones por prejubilarse e incentivando el retraso en el retiro de la vida laboral.

Los ‘baby boomers’ anticipan un empeoramiento de su jubilación respecto a la de quienes hoy ya la disfrutan y prevén que trabajarán durante más años y tendrán que asumir reducciones en la pensión. Seis de cada diez integrantes de esta generación (61%) creen que haber nacido durante esos años les penalizará de cara a la jubilación.

Ello conduce a que ocho de cada diez entrevistados activos (es decir, que trabajan o están desempleados) piensan que van a tardar más años en jubilarse (81%), en tanto que aproximadamente dos terceras partes (el 68%) creen que van a cobrar pensiones más bajas. Eso sí, “prácticamente nadie” teme no percibir pensión alguna (el 1%), ha apuntado Chuliá.

Solo un 6% tiene ahorros suficientes para su jubilación

Un aspecto alarmante. que refleja la encuesta de BBVA Pensiones es la capacidad de ahorro de los ‘baby boomers’, ya que un 53% dice carecer de ahorros para su jubilación y apenas un 42% tiene, pero ignora si serán suficientes para cubrir sus necesidades durante ese periodo.

De hecho, solo el 6% de los ‘baby boomers’ indica que tiene ahorros suficientes de cara a la jubilación y para un 57% la pensión pública será su único ingreso. En esta generación no se acometen grandes esfuerzos para lograr el ahorro y por ello apenas un 37% reduce gastos pensando en la jubilcaión.

En cuanto a los vehículos de ahorro, el 16% de los entrevistados cuenta con un plan de pensiones individual, y el 4%, con un plan de pensiones de empresa. Entre los que tienen un plan individual, un 65% aportaba anualmente menos de 2.000 euros antes de que en 2021 se redujera el importe de las aportaciones a los planes de pensiones individuales.

No obstante, dos tercios la proporción de entrevistados con planes de pensiones que califican la cantidad que se puede aportar en 2021 escasa o muy escasa, mientras que a dos terceras partes de los que tienen planes de empresa les parece adecuada la cantidad de hasta 10.000 euros al año que las empresas pueden aportar a sus trabajadores.

La mitad no pagaría más impuestos para asegurar las pensiones

A pesar de que una amplia mayoría de entrevistados (88%) considera necesario garantizar el poder adquisitivo de las pensiones, tal como prevé el proyecto de ley de reforma de las pensiones del Gobierno, un 47% afirma no estar dispuesto a pagar más impuestos para hacer efectiva esa garantía.

Preguntados por las partidas de gasto de las que recortarían, si ello fuera necesario para mantener el poder adquisitivo de las pensiones, el 74% responde que no reducirían el gasto de ninguna partida social o de protección del medio ambiente.

La encuesta muestra, una vez más, que entre la población prevalece la idea (equivocada) de que los jubilados españoles cobran menos de lo que aportaron a la Seguridad Social: por cada entrevistado que piensa correctamente que en general los pensionistas actuales cobran más que lo que sus empleadores y ellos mismos cotizaron a la Seguridad Social cuando trabajaban (21%), un 41% piensa que cobra menos y el 29% restante no lo sabe.

Un 73% piensa que debería haber una pensión mínima, “pero después que cada persona cobre en función de lo cotizado a la Seguridad Social”.

Dicen vivir “mejor que sus padres” pero quieren jubilarse a los 63 años

Chuliá ha resaltado que los datos son “homogéneos” por territorios y que se trata de una generación “más formada, con preferencias de ocio y que desea llegar a la jubilación en buen estado para disfrutarla”. Pese a su escepticismo sobre las pensiones, el 75% piensa que su vida hasta ahora ha sido mejor que la de sus padres, y el 69% de los que tienen hijos creen que, hasta el momento, sus hijos han podido disfrutar de una vida mejor que la que ellos mismos tuvieron cuando contaban la misma edad.

El rechazo es abrumador (82%) respecto a la pregunta de si les gustaría trabajar más allá de la edad de jubilación , y un 75% manifiesta su preferencia por jubilarse tan pronto tengan asegurada “una pensión de jubilación que les permita cubrir sus gastos básicos”. La media de las edades señaladas para jubilarse “siendo realista” es de 62,9 años.

En cuanto a lo que cobrarán al jubilarse, el desconocimiento es generalizado. Dos tercios de los entrevistados activos cuentan con alcanzar los años de cotización necesarios para percibir una pensión completa o ya los han alcanzado (67%), mientras que un 25% no confía en conseguirlos. Hasta un 75% carece de una idea aproximada de cuál será el importe de su pensión, algo inferior (60%) entre los de 57 y 63 años, más cercanos a su retiro.