El 54% de los españoles teme que la recuperación económica no llegue en el próximo año

España tiene una perspectiva más pesimista sobre la vuelta a la normalidad de la economía que Alemania, Francia, Italia o Reino Unido, según un informe de EY

Un establecimiento de hostelería de Navarra cierra la persiana durante la crisis del coronavirus. EFE/Jesús Diges

Un establecimiento de hostelería de Navarra cierra la persiana durante la crisis del coronavirus. EFE/Jesús Diges

La crisis económica del coronavirus ha provocado que el pesimismo se instale entre la sociedad española, que tiene muchos más recelos sobre cuándo se iniciará la recuperación que el resto de sus vecinos europeos. El 54% de los españoles considera que la situación no empezará a remontar hasta por lo menos dentro de un año. Más de la mitad no confía en notar el efecto de los brotes verdes antes de que acabe el curso 2021.

La cifra es todavía más alarmante si tenemos en cuenta que apenas el 20% de los ciudadanos encuestados en España considera que la economía sí que comenzará a recuperarse en los próximos 12 meses, mientras que un 26% se ha manifestado como neutral, según los datos publicados por la consultora EY.

Las cifras contrastan con los niveles de esperanza en que se acabe el impacto negativo de la Covid-19 que han protagonizado otros países del entorno de la Unión Europea. El 42% de los alemanes confía en que la recuperación llegue a corto plazo, frente al 44% de los italianos o el 51% de los franceses. Las tres grandes potencias del bloque tienen mejores perspectivas que España.

Si viajamos fuera de las fronteras de la Unión Europea todavía es posible encontrar datos más positivos. Un 44% de los encuestados en Estados Unidos considera que la economía comenzará a remontar en el próximo año, mientras que un 50% de los ciudadanos de Reino Unido apuesta también por esta tesis.

Un 73% de los españoles no espera que sus ingresos mejoren

Como consecuencia de este pesimismo, casi tres cuartas partes de la población española ha perdido la esperanza en que sus ingresos mejores en el próximo año. Un 73% de los ciudadanos encuestados no confía en que mejore su situación económica particular en los siguientes doce meses.

El resultado es lógico si tenemos en cuenta que un 42% de las personas que han participado en el sondeo considera que actualmente que sus ingresos están disminuyendo. Es decir, casi la mitad de la población sigue notando los estragos provocados por la Covid-19.

El punto de inflexión que la ciudadanía ha marcado para iniciar la recuperación económica es el avance de la campaña de vacunación. “El consumidor tiene claro que solo un alto porcentaje de inmunizados provocaría que la COVID-19 dejara de impactar en su vida”, explica el informe.

Una persona se vacuna en el centro de vacunación UB Raval. EFE

En España, se han administrado ya más de 16,3 millones de dosis de la vacuna de las cerca de 17,6 millones de unidades que han llegado procedentes de las fábricas de Pfizer, Moderna, Astrazeneca y Janssen (Johnson & Johnson), según la última actualización del Ministerio de Sanidad. Un total de 4,6 millones de personas han recibido ya la pauta completa, lo que supone casi un 10% de la población.

España no se fía de las previsiones económicas del Gobierno

Los datos de la encuesta realizada por EY confirman que los españoles no se fían de las previsiones económicas publicadas por el Gobierno de Pedro Sánchez. El Ministerio de Asuntos Económicos vaticina que la economía española se recuperará un 6,5% en el 2021. Un porcentaje que ha caído frente al 9,8% que tenían en mente en su última actualización.

Los consumidores no son tan optimistas como el Ejecutivo. Eso sí, ya han anunciado su intención de modificar sus hábitos de consumo tan pronto como comiencen a ver los primeros síntomas de los brotes verdes. Entonces, aumentarán su gasto en vacaciones o actividades del hogar, según han reconocido en el sondeo.

La compra de artículos relacionados con el deporte, la inversión en cuidado personal, así como el mantenimiento del desembolso en productos del hogar, alimentos frescos o comida para llevar marcarán la recuperación económica después del coronavirus.

Para alcanzar estas conclusiones, EY se ha puesto en contacto con más de 14.400 consumidores de 20 países diferentes a lo largo del primer trimestre del 2021. Un total de 530 eran procedentes de España.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.