La energía dispara los precios industriales a niveles récord en democracia

Los precios industriales acumulan 10 meses consecutivos de subida tras dispararse un 87,3% en el sector de la energía por el encarecimiento de la producción, transporte y distribución de la electricidad

La industria está acusando sobremanera la crisis energética al trasladarse de forma directa a sus precios. De hecho, los precios industriales registraron una subida interanual del 31,9% en octubre, lo que supone la tasa más alta desde el inicio de la serie hace 45 años, en enero de 1976 como consecuencia de la energía.

Los precios industriales acumulan diez meses seguidos de subidas, tras 19 previos de bajada, lo que en meses previos evidenciaba la reactivación progresiva de los sectores industriales respecto a la comparativa con los meses de marzo, abril y mayo de 2020, según los datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Pero ahora constatan la incidencia directa de un precio de la electricidad disparado, que ha provocado un nuevo máximo histórico en los precios del sector de la energía al dispararse un 87,3%, que está provocando paradas en cadena en un contexto además de afectación de la crisis de suministros por la escasez y encarecimiento de materias primas ante los cuellos de botella en las cadenas de valor internacional.

Esta gran incidencia se evidencia al analizar la tasa de variación anual del índice general sin energía, que aumentó en octubre un 9,7%, nueve décimas más que en septiembre pero más de 22 puntos por debajo de la tasa general, Aun así, es la tasa más elevada desde enero de 1985.

En cualquier caso, en lo que va de año los precios industriales han subido un 29,4%, debido al alza de los precios de suministro de electricidad y gas (+89,3%) y de coquerías y refino del petróleo (+64,8%).

Los precios se desbocan en la energía con un alza del 87,3%

El sector industrial con mayor incidencia en la subida histórica de los precios industriales fue el de la energía, que incrementa su variación 27,1 puntos, hasta el 87,3%, la tasa más alta desde el comienzo de la serie.

Esto obedece a las subidas de los precios de la producción, transporte y distribución de energía eléctrica (96,4%) y, en menor medida, del refino de petróleo y la producción de gas; distribución por tubería de combustibles gaseosos, frente a las bajadas registradas en octubre de 2020.

Asimismo, también influyó el sector de bienes intermedios, con un alza del 19%, dos puntos más que en septiembre y la mayor también desde 1976, provocado por el aumento de los precios de la fabricación de productos químicos básicos, compuestos nitrogenados, fertilizantes, plásticos y caucho sintético en formas primarias, que bajaron el pasado año, y de la producción de metales preciosos y de otros metales no férreos, mayor este mes que en 2020.

La crisis energética y de suministros ha provocado que se disparen también los precios en caso de coquerías y refino de petróleo (+79,3%), en la industria química (+28,3%), en la metalurgia y la fabricación de productos de hierro, acero y ferroaleaciones (+48,8%).

Alza histórico mensual del 6,1%

En octubre, la tasa de variación mensual del IPRI general fue del 6,1%, la más alta desde el comienzo de la serie y por encima de septiembre (+5,4%), agosto (+1,8%), julio (+2%), junio (+2,2%), mayo (+1,6%) y superando el mayor repunte de abril (+3%).

En el décimo mes del año se registró una.contribución positiva de todos los sectores, sobre todo energía de nuevo, con una variación del 14,2%, la mayor desde diciembre de 1982, por el alza de la producción, transporte y distribución de energía eléctrica y, en menor medida, del refino de petróleo, la producción de gas; distribución por tubería de combustibles gaseosos.

Los bienes intermedios elevaron un 2,1% su precio, por el encarecimiento de los precios de la fabricación de productos químicos básicos, compuestos nitrogenados, fertilizantes, plásticos y caucho sintético en formas primarias y la producción de metales preciosos y de otros metales no férreos.

También los bienes de consumo no duradero subieron, aunque en menor medida, con un alza del 0,4% por la subida de los precios de la fabricación de aceites y grasas vegetales y animales, de productos de panadería y pastas alimenticias y el procesado y conservación de frutas y hortalizas.

Sube en todas las CCAA

La tasa anual del IPRI aumentó en todas las comunidades autónomas en octubre respecto a septiembre, destacando los incrementos en Asturias (+28,2%), Canarias (+27,5%) e Islas Baleares (+26,2%)

Por su parte, las menores subidas se registran en Comunidad Valenciana (+3,4%), La Rioja (+3,7%) y Cataluña (+3,7%).