ERC y Bildu doblegan a Escrivá y compensará a los prejubilados con 40 años cotizados

El ministro se aviene a introducir un plus para a pensiones de menos de 900 euros para carreras de cotización largas y ligar las pensiones mínimas al SMI a cambio de que respalden la subida de cotizaciones introducida en la reforma de pensiones, que avanza en su tramitación en el Congreso

El ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá.

El ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá. Foto de Archivo.

ERC, Bildu y otras cuatro formaciones políticas han conseguido que el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, dé su brazo a torcer y se avenga a compensar con un plus a los prejubilados con largas carreras laborales de más de 40 años de cotización y una pensión baja de menos de 900 euros. También se ligarán las pensiones mínimas al Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

A cambio, eso sí, se ha asegurado su apoyo al mecanismo de equidad intergeneracional (MEI) acordado de forma bipartita con los sindicatos, frente al rechazo de CEOE, que conlleva una subida de cotizaciones del 0,6% entre 2023 y 2032 para sufragar el futuro mayor gasto de la generación de los ‘baby boomers’, unos 14 millones de nacidos entre 1958 y 1977.

El Grupo Socialista ha acordado una enmienda transaccional con ERCBildu, PDeCat, Más País, BNG y Coalición Canaria con la compensación al más de medio millón de personas que se encontraban con penalizaciones a su prejubilación pese a llevar 40 años cotizados, tras haberse incorporado en el trámite de la primera parte de la reforma de las pensiones en la Comisión de Trabajo, Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

El proyecto de ley de garantía del poder adquisitivo de las pensiones y de otras medidas de refuerzo de la sostenibilidad financiera y social del sistema público de pensiones ha sido avalado por la Comisión con los votos del PSOE, Unidas Podemos, ERC, PNV y Compromís, la abstención de EH-BildU y los votos en contra del PP, Vox, Ciudadanos y la CUP.

Tras emitirse el dictamen a la vista del informe elaborado por la ponencia, el proyecto deberá ahora ser sometido a debate y votación el Pleno, ya la próxima semana, cuando se procederá previsiblemente a la aprobación definitiva de la reforma y sus enmiendas para poder ser enviada al Senado y finalizar allí su tramitación.

Plus de entre 5 y 80 euros

La enmienda presentada se encamina a paliar los recortes que sufren en sus pensiones los trabajadores que se prejubilan con 40 o más años cotizados por los coeficientes reductores aplicados.

Según la enmienda a la que ha tenido acceso Economía Digital, las personas beneficiarias de pensión de jubilación causada entre el 1 de enero de 2002 y el 31 de diciembre de 2021, que hayan accedido a la pensión de jubilación anticipada de forma involuntaria como máximo cuatro años antes de alcanzar la edad ordinaria de jubilación, tendrán derecho, con efecto de 1 de marzo de 2022, a un complemento.

La cuantía vendrá determinada por la diferencia entre la cuantía resultante de aplicar a la pensión inicial los coeficientes reductores previstos en esta norma y la pensión inicialmente reconocida, lo que supondrá un complemento salarial de entre cinco y 80 euros.

Los requisitos pasan porque acrediten al menos 44 años y seis meses de cotización, o bien, si la cuantía de su pensión es inferior a 900 euros el 1 de enero de 2022, al menos 40 años de cotización. También se exige que la cuantía de la pensión inicial hubiera sido superior si se le hubiere aplicado los coeficientes reductores vigentes a 1 de enero de 2022. 

En un principio el Gobierno abogaba solo por compensar solo a los prejubilados con carreras de 44 años y medio. De cualquier forma, en la Comisión del Congreso tanto ERC como Compromís han trasladado ya que el complemento previsto es insuficiente por lo que intentarán elevarlo en el resto de la tramitación.

Reforma de pensiones mínimas en 1 año para ligarlas al SMI

En el trámite en la Comisión Bildu y ERC han retirado sus enmiendas, pero han logrado incorporar tres enmiendas transaccionales. Una de ellas pide realizar una reforma en el plazo máximo de un año con “reglas relativas a la evolución de las pensiones mínimas que tengan en cuenta la evolución del salario mínimo interprofesional (SMI)”.

Los Presupuestos de 2022 incorporan un alza del 3% para las pensiones mínimas el próximo año, de forma que las pensiones mínimas con cónyuge a cargo quedarán en 876,53 euros al mes y 12.271,42 euros al año (14 pagas); sin cónyuge en 710,37 euros al mes y 9.945,18 euros al año, y con cónyuge pero no a cargo 674,22 euros al mes y 9.439,08 al año.

De ver la luz finalmente la enmienda transaccionar para ligar las pensiones al SMI se elevaría notablemente las pensiones en algunos de los casos para los 2,6 millones de pensiones que perciben una prestación mínima.

Así las cosas, el Gobierno deberá llevar a la Mesa de Dialogo Social los mecanismos necesarios para, en máximo un año, acometer una reforma en la cuantía de las pensiones mínimas para vincular su evolución a la del Salario Mínimo Interprofesional. Esta medida se integraría en la segunda parte de la reforma de la Seguridad Social y supondría una “gran mejora en las cuantías y suficiencia de las pensiones mínimas”.

Además, por primera vez en una Ley de Pensiones, las pensiones mínimas se referencian a los parámetros que marca la Carta Social Europea, quedando recogido por Ley el objetivo de su cumplimiento. 

Aumento de cotizaciones y auditoría en 6 meses de gastos impropios desde 1967

El proyecto de ley ha incorporado tras su paso en ponencia la subida de cotizaciones recogidas en el MEI, gracias a los votos del PSOE, Unidas Podemos, ERC, PNV, Bildu y Compromís, frente al rechazo del PP, que exige que se mantenga el factor de sostenibilidad de su reforma de pensiones de 2013 que ligaba las pensiones a la esperanza de vida, Vox, Ciudadanos y la CUP.

Asimismo, la reforma de pensiones obliga al Ejecutivo a revisar los criterios para determinar la cuantía de las pensiones mínimas para garantizar su suficiencia y a reformar los coeficientes reductores de la edad de jubilación para personas discapacitadas.

También se ha incluido otra enmienda que mandata al Ejecutivo a encargar en el plazo de un mes máximo desde la aprobación de la ley un informe de auditoría de los ingresos en cotizaciones sociales y los gastos de Seguridad Social, de naturaleza contributiva y no contributiva, para cuantificar los gastos asumidos por el sistema entre 1967 y 2019.

Fuentes de ERC destacan que la formación ha conseguido un “hito histórico” al incluirse de manera expresa y específica en esta ley que se va a realizar una auditoría pública de las cuentas de la Seguridad Social.

Pensión de viudedad de las parejas de hecho

Otra enmienda transaccional a una enmienda del Grupo Parlamentario Plural, Más País-Verdes- Equo fija el derecho a la pensión de viudedad de parejas de hecho. “También tendrán derecho a la pensión de viudedad, con carácter vitalicio, salvo que se produzca alguna de las causas de extinción que legal o reglamentariamente se establezcan, quienes (…) se encuentren unidos al causante en el momento de su fallecimiento como pareja de hecho”, fija la enmienda. 

Así, se reconocerá como pareja de hecho la constituida, con análoga relación de afectividad a la conyugal, por quienes, no hallándose impedidos para contraer matrimonio, no tengan vínculo matrimonial con otra persona ni constituida pareja de hecho, y acrediten, mediante el correspondiente certificado de empadronamiento, una “convivencia estable y notoria con carácter inmediato al fallecimiento del causante y con una duración ininterrumpida no inferior a cinco años, salvo que existan hijos en común.

En este caso, solo deberán acreditar la constitución de la pareja de hecho” mediante certificación de la inscripción en algunos de los registros específicos existentes en las comunidades autónomos o ayuntamiento o mediante documento público en el que conste la constitución de dicha pareja.

Primera parte de la reforma de pensiones

El proyecto de ley garantiza que las pensiones en su modalidad contributiva, incluido el importe de la pensión mínima, se revalorizarán el 1 de enero de cada año de acuerdo con la inflación media anual registrada en noviembre del ejercicio anterior, y en caso de IPC negativo, las pensiones quedarán inalteradas.

Para el saneamiento de las cuentas del sistema de Seguridad Social se contempla la separación de fuentes, para lo que el Gobierno está realizando el traspaso de 22.000 millones de gastos impropios (ya van 18.000) de la Seguridad Social al Estado para que sean asumidos en los Presupuestos Generales del Estado, en vez de vía cotizaciones de empresas y trabajadores.

La reforma impulsa también la jubilación demorada, al aplicar la exención de la obligación de cotizar por contingencias comunes salvo por incapacidad temporal, a partir del cumplimiento de la edad de jubilación ordinaria que corresponda en cada caso.

Mejora los incentivos para prolongar la carrera profesional más allá de la edad ordinaria de jubilación y se ofrecen tres tipos de incentivos, a elegir por el trabajador, por cada año de demora: una cantidad a tanto alzado en función de la cuantía de la pensión y premiando las carreras de cotización más largas, de hasta 12.000 euros, un porcentaje adicional del 4% en la pensión, o una combinación de ambas opciones.

En paralelo, se penaliza la jubilación anticipada, con unos coeficientes reductores de entre el 2,81% y el 21% en función de los años cotizados. En lo referido a la jubilación forzosa, aquella que se recoge en los convenios colectivos y que obliga a los trabajadores a retirarse quieran o no, se acuerda la prohibición de las cláusulas convencionales que prevean la jubilación forzosa del trabajador por el cumplimiento de una edad inferior a 68 años. 

Para completar la primera parte de la reforma de pensiones quedan pendientes algunos flecos, como la cotización de los becarios y de cuidadoras de dependencia, y la pensión de viudedad de las parejas de hecho, algo que se iba a ir cerrando este lunes, pero finalmente el Ministerio ha cancelado la reunión de la mesa de diálogo social al coincidir con las votaciones en el Congreso y previsiblemente se celebrará el próximo lunes.

Los puntos de la segunda parte de la reforma en 2022

De cara a 2022 se desarrollará el segundo bloque de la reforma de pensiones, en el que se abordarála polémica adecuación a las nuevas carreras profesionales del periodo de cómputo para el cálculo de la pensión de jubilación.

Asimismo, se procederá a al aumento de bases máximas de cotización en paralelo a un incremento de las pensiones máximas que mantenga “intacta” la contributividad del sistema, así como el nuevo sistema de cotización a la Seguridad Social de los trabajadores autónomos por sus ingresos reales.

También verá la luz la reforma e impulso de los sistemas complementarios de pensiones, con una nueva legislación para extender la previsión social colectiva de los trabajadores asalariados y autónomos apoyándose en la negociación colectiva, así como la mejora del tratamiento del sistema a las personas con discapacidad, con un especial foco en el reconocimiento de las situaciones que enfrentan las las personas con discapacidad intelectual.

Por último, en cumplimiento de la recomendación octava del Pacto de Toledo, está pendiente también para el segundo bloque de la reforma de pensiones la creación de la Agencia Estatal de la Seguridad Social para modernizar y hacer más eficiente la administración de la Seguridad Social, con el compromiso adquirido el pasado julio de presentar un proyecto de ley en un plazo de seis meses. Es decir, hasta antes del Día de Reyes.