España gastará el máximo histórico en mantenimiento de carreteras tras recuperar la AP-7 y la AP-2

El proyecto de ley de Presupuestos destinará 1.371 millones de euros al cuidado de red viaria, la cifra más alta de la historia

El proyecto de ley de Presupuestos destinará 1.371 millones de euros al mantenimiento de carreteras en 2022, la cifra más alta de la historia, superando los 1.330 millones que se gastaron en el año 2009, tras la reversión de los peajes de la AP-7 y la AP-2.

Y es que, la incorporación de nuevos kilómetros a la red pública de carreteras y el déficit de conservación heredado del anterior Gobierno provocarán que el Estado gaste el año que viene más que nunca al mantenimiento de su red viaria.

De hecho, esta cifra supone más de la mitad de los 2.463 millones que se invertirán en carreteras. Esa cantidad “permite mitigar, con mayor decisión e impulso que nunca, el déficit de conservación”, según ha defendido este jueves la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez.

En concreto, el mantenimiento de carreteras se llevará un 56% de esa cantidad y el desarrollo de nuevas infraestructuras, el 44% restante.

El Estado estudia la implantación de peajes

Sin embargo, con ese aumento destinado a la red viaria, ninguna pista dan los Presupuestos sobre la intención del Gobierno, expresada a Bruselas, de implementar algún sistema de cobro por uso de esas y otras autovías a partir del año 2024.

El Ejecutivo solo ha hablado, en los planes de reformas enviados a Europa para la recepción de las ayudas por la pandemia, de un “mecanismo de pago” tanto para coches como para camiones que ayudaría a equilibrar las cuentas públicas y que se aplicaría en principio sobre los 12.000 kilómetros de vías de gran capacidad que forman parte de la Red de Carreteras del Estado.

El Ministerio de Transportes presenta un presupuesto global de 19.328 millones

Al margen de las carreteras, el Ministerios de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha presentado este jueves un presupuesto global que comprende 19.328 millones de euros, de los que 16.286 irán directos a inversión, un 17 % por encima del presupuesto vigente, y permitirán generar 350.000 empleos.

Para Raquel Sánchez, la transformación de la movilidad, para hacerla «más segura, sostenible, inclusiva y digital» es uno de los pilares fundamentales de este presupuesto, con especial hincapié en el transporte público para la movilidad urbana y en los servicios de cercanías.

Según ha comunicado la ministra, la inversión de este Departamento representa un 40 % de toda la inversión pública recogida en los Presupuestos para 2022, que, además configuran un país más descentralizado, ya que más de 3.600 millones de la inversión irán dirigidos a comunidades autónomas y entes locales.