España recibe 10.000 millones de los fondos europeos

El Tesoro confirma la llegada de las ayudas para hacer frente a la crisis derivada de la pandemia de la Covid-19, que se suma al anticipo de 9.000 millones recibidos en agosto

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, durante su comparecencia conjunta para anunciar los fondos europeos de recuperación. EFE

España ha recibido este lunes el desembolso del primer tramo de los fondos de recuperación Next Generation EU con una cuantía que asciende hasta los 10.000 millones de euros. Se trata de un primer pago para hacer frente a la crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, así como el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, han confirmado la llegada de las ayudas «para apoyar las reformas y la transición hacia un futuro verde y digital». La política alemana ha envidado sus “felicitaciones” y confía en “tener muy pronto más buenas noticias para otros países de la UE”.

«El Tesoro ya ha recibido los primeros 10.000 millones de euros de los fondos Next Generation EU», ha anunciado Pedro Sánchez. «Nuestro país no se detiene, avanzamos con decisión en el despliegue del Plan de Recuperación para llevar el progreso a todas las personas, sectores y territorios», ha añadido el presidente del Gobierno.

España es el primer país de la Unión Europea en recibir un pago ordinario del fondo europeo de recuperación, del que recibirá 69.500 millones de euros a través de pagos semestrales hasta el año 2026 que se irán haciendo siempre que el país pueda probar que está avanzando y cumpliendo con los objetivos marcados por la UE.

Para que el país pudiera acceder a estos fondos debía cumplir con hasta 52 condiciones que el Gobierno ya ha logrado. El pasado miércoles, la Comisión Europea adoptó formalmente la decisión que permitía el desembolso a España de los 10.000 millones de euros del primer tramo del fondo de recuperación de la Unión Europea, que se une al anticipo de 9.000 millones que desde el Ejecutivo comunitario ya otorgaron a España el pasado agosto y para el que no se pidió ninguna condición.

Entre las condiciones que la UE solicitaba se encontraban la reforma de la fiscalidad con medidas como la introducción de la tasa digital, la implementación de medidas para reducir la brecha salarial entre hombre y mujeresla reducción de la temporalidad en el mercado laboral o la introducción de estrategias para solucionar los altos índices de desempleo juvenil, entre otros.

El siguiente tramo de los fondos europeos para paliar la crisis del coronavirus asciende a 12.000 millones de euros y está vinculado a 40 hitos y objetivos, entre ellos las principales modificaciones del mercado laboral para reducir la temporalidad o modernizar la negociación colectiva.

Ana Carrasco González