El euríbor negativo hasta 2030 relanza las hipotecas variables

Los analistas españoles prevén una década más de tasas negativas del euríbor que se encuentra en el -0,468%

La crisis del coronavirus ha provocado un efecto en cadena en el mercado hipotecario. El euríbor, que ya se encontraba en mínimos históricos, permanecerá en negativo al menos hasta 2030, según las previsiones del sector. Una década completa en la que las hipotecas variables cobrarán mayor protagonismo.

El mantenimiento bajo 0 del principal índice de referencia de la hipoteca puede provocar un aumento progresivo de los clientes que contraten créditos hipotecarios variables con sus bancos, cuyo precio están directamente ligado al euríbor. Así, se beneficiarían de unos intereses menores.

En los últimos años, bancos como el Sabadell, el SantanderCaixabank y BBVA han potenciado la venta de hipotecas fijas para combatir unos tipos negativos cuyo vaticinado final se ha ido demorando. De 2018 pasaron a preverlo en 2019, luego 2020 y ahora, con la crisis de la Covid-19, ya ven dos lustros de dinero barato.

Ahora, con una perspectiva de 10 años más de euríbor negativo, es previsible que sigan ofreciendo buenas ofertas de hipotecas a tipo fijo y diferenciales altos en las variables, más con la concentración del sector. Pero con los neobancos, los clientes siempre tendrán opciones para aprovechar los tipos bajo cero.

Varios bancos han potenciado en los últimos años las hipotecas fijas para escapar del euríbor negativo

El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Cortázar, comunicó ayer estas previsiones del sector que no espera recuperar el euríbor en números positivos hasta mediados del año 2031. “Lo que veíamos que era una irracionalidad hay que tomarlo como un dato estructural”, afirmó en un encuentro bancario organizado por KPMG y Expansión.

Sus pronósticos conducen a que los bancos tendrán que afrontar 15 años con un euríbor negativo, desde que comenzó esta tónica a principios de 2016. La crisis económica del coronavirus ha alargado los plazos seis años más. Los analistas del mercado vaticinaban hace un año que el índice volvería a estar en positivo en 2025.

El euríbor permanece en su mínimo histórico 

El euríbor está actualmente en un valor del -0,468%. El índice no ha parado de caer desde que se inició la pandemia de coronavirus que trastocó por completo las previsiones económicas de Europa. El mes de agosto ya lo cerró con un mínimo histórico de -0,359% y el de septiembre en -0,415%.

La bajada continuada provocó que algunos clientes que tenían la revisión de su hipoteca variable en el mes de septiembre llegaran a lograr rebajas de hasta 120 euros en el precio de sus créditos para el próximo año. 

Este nuevo escenario ha reabierto el debate sobre si los bancos deben devolver los intereses a los clientes de las hipotecas cuando se alcance un tipo negativo. Un fenómeno que solo ocurriría si el contrato hipotecario no incluye una limitación específica por parte del banco, en forma de tipo mínimo.

La caída continuada del índice de la hipoteca reduce los ingresos de los bancos. Un hándicap más para las entidades que se suma a otros problemas coyunturales que la crisis de la Covid-19 ha provocado en la banca, como el hundimiento de los tipos de interés o la baja rentabilidad.

Los bancos se lanzan a las fusiones para paliar la crisis del coronavirus

Todas estas razones han obligado a las principales entidades españolas a buscar nuevas fórmulas de crecimiento como las fusiones para aumentar su rentabilidad. Caixabank y Bankia han sido los primeros en dar el paso con el acuerdo para la formación del que será el primer banco del país.

Unicaja y Liberbank han seguido su estela tras retomar las negociaciones para unirse bajo una misma marca que cancelaron en mayo de 2019. El nuevo escenario económico les ha permitido acercar de nuevo posiciones para lograr un acuerdo de beneficio mutuo.

Otros bancos como el Sabadell también estudian fusiones, aunque han decidido dilatar este tipo de operaciones a 2021, cuando tendrán más información sobre el impacto del coronavirus en su cuenta de negocios. En la mesa de negociación, también está el BBVA que se ha mostrado abierto a llevar a cabo cualquier pacto que mejore su posición estratégica.