El presidente del Eurogrupo respalda el Plan de Recuperación de Sánchez y la reforma laboral

El presidente del Eurogrupo, Paschal Donohoe, ha dicho que la reforma laboral contribuirá a la recuperación y que le "impresionó" el contenido del Plan de Recuperación, pero pide asegurar que los fondos europeos se emplean de manera "adecuada"

El presidente del Eurogrupo, Paschal Donohoe. EFE

Apoyo del Eurogrupo al Plan de Recuperación y la reforma laboral del Gobierno de coalición de Pedro Sánchez, aunque con matices. El presidente del Eurogrupo, Paschal Donohoe, ha destacado que España ha sido el primer país en recibir las transferencias de los fondos europeos tras una evaluación «muy positiva» de la Comisión por un contenido del Plan de Recuperación que a él le «impresionó», al tiempo que cree que la nueva normativa del mercado de trabajo «contribuirá a la recuperación».

En estos términos se ha expresado Donohoe en presencia de la vicepresidenta primera española, Nadia Calviño, en una rueda de prensa ofrecida tras participar en un acto organizado por el Real Instituto Elcano, al ser preguntado explícitamente por las críticas del presidente del PP, Pablo Casado, que forma parte de su misma rama ideológica (el Partido Popular Europeo), por el reparto de los fondos europeos realizado por el Gobierno español.

Donohoe se ha limitado a apuntar que la revisión del cumplimiento de los hitos y objetivos del Plan de Recuperación le corresponde a la Comisión Europea, pero, en todo caso, ha subrayado que España fue el primer país en recibir el primer desembolso de fondos europeos (10.000 millones a finales de diciembre) tras una evaluación «muy positiva» de la Comisión Europea, la competente en la gestión.

«Me impresionó el contenido del plan de España», ha admitido Donohoe, para calificar a continuación de «trabajo excepcional» la tarea desempeñada por la vicepresidenta Nadia Calviño, con quien Donohe rivalizó por la presidencia del Eurogrupo en julio de 2020, así como sus «importantes contribuciones» para la recuperación.

«Hay que asegurar que los fondos se emplean de manera adecuada»

No obstante, el espaldarazo del Donohoe ha venido acompañado de una advertencia en general, al señalar que «lo que España tiene en común con Irlanda y con el resto de miembros de la Unión Europea es que se está empezando a ejecutar los planes». Ante ello, ha subrayado que «para todos supone un proyecto desafiante» para el que hay que «asegurar que los fondos que se reciben se emplean en los planes de la manera adecuada».

También se ha referido a la polémica y ajustada votación de la reforma laboral el pasado jueves en el Congreso, un norma que considera que «va a contribuir a la recuperación» de la economía tras la incidencia de la pandemia y a pesar de que ha suscitado  «muchos debates y muchas discusiones». Cabe recordar que la reducción de la temporalidad, eje central de la reforma laboral, es uno de los requisitos fijados por Bruselas para liberar el segundo tramo de los fondo europeos de 12.000 millones de euros este año.

El presidente del organismo que reúne a los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro ha visitado España y se ha reunido con Calviño y también con el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en el marco de la ronda de contactos para la reforma de las reglas fiscales del bloque europeo.

Nueva propuesta de Unión Bancaria en las próximas semanas

Con ellos ha abordado el asunto de la revisión de las reglas fiscales que el Eurogrupo espera tener listo este mismo año, toda vez que la Comisión presente una propuesta en el mes de marzo. Calviño ha reclamado manga ancha para que se tenga en cuenta la situación de cada Estado tras la pandemia, con elevados niveles de déficit y deuda, y ha pedido que cada país pueda fijar sus objetivos fiscales.

Ha aprovechado Donohe la ocasión para anunciar su intención de presentar una propuesta «equilibrada» sobre la Unión Bancaria en las «próximas semanas», uno de los asuntos pendientes que también centrarán los debates europeos este año.

A este respecto, ha argumentado la necesidad de reforzar la Unión Bancaria y de Mercados de Capitales para encontrar nuevas fuentes de financiación para la transición ecológica y digital, aunque ha reconocido la «dificultad» de este trabajo, pero se ha mostrado «optimista» al ser una «prioridad crítica» personal para los próximos meses.

El también ministro irlandés de Hacienda se reunirá con el resto de miembros del Eurogrupo esta semana y ha revalidado el compromiso de los Estados miembros de que vea la luz una nueva reforma que fortalezca la Unión Bancaria.