Garzón y Calviño se pasan la pelota de la publicidad de los CFDs en pleno auge del negocio

La CNMV insta al Ministerio de Consumo a que aplique restricciones similares a las de las casas de apuestas

“Hola, soy Josef Ajram y llevo 20 años viviendo de la Bolsa. Todo el mundo dice que es un engaño, pero… ¿quién podría llevar todo ese tiempo tirando de sus ahorros?”. A buen seguro que cualquier lector digital o usuario de Internet se ha topado con el spot de este reconocido broker. No es el único, ni mucho menos. Tampoco la red es el único medio en el que se publicitan.

La publicidad de este negocio, brókeres bursátiles que anuncian productos de alto riesgo, ha visto en el deporte -al más estilo casas de apuestas- una buena forma de anunciar sus productos. Ya lo alertó hace escasos meses, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

“En los últimos años se ha observado un aumento considerable de los patrocinios de clubes de fútbol y jugadores de primer nivel por parte de empresas de servicios o plataformas electrónicas cuyos productos más comercializados son forex, CFDs, opciones binarias o criptomonedas“, señaló el regulador bursátil. 

La CNMV pidió la prohibición de la publicidad

El trading de CFDs conlleva un alto nivel de riesgo para su capital en comparación con otros tipos de inversión o productos más tradicionales, ya que los precios se pueden mover rápidamente en su contra. Su gran riesgo está en que son instrumentos demasiado complejos y están asociados, por norma general, a un riesgo elevado debido al uso del apalancamiento y su alto porcentaje en la garantía del tramo aplicable. 

De acuerdo con datos oficiales de la CNMV, hasta el 90% de los pequeños inversores pierde el dinero depositado. Por eso, el propio regulador considera que son “instrumentos financieros que presentan características más próximas a los juegos de azar que a las inversiones financieras”.

Con todo este caldo de cultivo, el organismo exigió la prohibición de la publicidad en las camisetas de equipos o estadios deportivos por las graves repercusiones que puede tener hacia los inversores minoristas, tal y como sucede en muchos países de Europa. La CNMV pidió al Ejecutivo que se elevaran a rango de ley estas medidas, tal y como se ha hecho con las casas de apuestas

Los ministerios competentes se pasan la patata caliente

Meses después, la tramitación ha encallado. Y no es por la que la Comisión Nacional del Mercado de Valores no quiera, precisamente. Fuentes del regulador inciden en la importancia “de sacar este proyecto” debido a que “existe un gran riesgo para muchas personas que deciden invertir de manera equívoca a este tipo de producto”. Las mismas voces, señalan que es Consumo quien debería dar el primer paso “al tratase de la publicidad”.

Pero la realidad en el Gobierno es otra distinta. Desde la petición que se produjo el pasado mes de abril, las carteras competentes no han avanzado en la tramitación. Desde el Ministerio de Consumo, señalan que “no se puede considerar inversores a los consumidores”. No obstante, desde fuentes ministeriales abogan que es importante “entrar en materia”.

Desde el Ministerio de Economía, al que Consumo considera que debe ser el que actúe, tampoco han movido una sola ficha para poder frenar la publicidad de los brókeres de CFDs en el mundo del deporte, según ha confirmado este medio. Recordemos que la CNMV, en esta materia, está sin competencias puesto que no tiene “herramientas legales” para impedir los anuncios. 

Aumento de los nuevos inversores de los brokers

La alta volatilidad en los mercados, sumada a la publicidad, consiguieron que las plataformas de trading multiplicasen sus nuevos clientes. La plataforma de inversión y trading social eToro cerró sus primeros cuatro meses del año con un incremento del 427% en nuevas altas frente a los números registrados el año pasado. 

Lo mismo ocurre con las plataformas de negociación de derivados. El bróker Plus500, patrocinador del Atlético de Madrid, cerró el primer semestre con un nivel insólito de clientes gracias al registro de 198.176 usuarios, especialmente en los meses donde apareció el coronavirus. De hecho, durante abril y junio ganó 115.225 nuevas altas.

Los clubes con patrocinio

España es el único país donde se permite que haya clubes esponsorizados por este tipo de empresas. Por ejemplo, Atlético de Madrid, como se subrayaba anteriormente y Real Betis, lucen en su pecho el logo de Plus500 y easyMarkets, respectivamente. 

Pero no son los únicos equipos de fútbol que están en la élite y que reciben dinero de estas empresas. Valencia y Getafe firmaron con Libertex un acuerdo de patrocinio, mientras que Real Madrid y Sevilla mantienen pactos publicitarios con Exness y everfx, respectivamente. 

La CNMV recalcó recientemente, en este sentido, que podrían “adoptarse iniciativas dirigidas a sensibilizar a los clubes y a la sociedad en general sobre el problema”. El organismo, según ha podido saber Economía Digital, ya mandó una carta a la sede de LaLiga para que la propia patronal del fútbol tomase cartas en el asunto e intentara mediar entre las directivas y el propio Javier Tebas. Instaba por escrito a encontrar una solución a este problema, que va camino de convertirse en uno similar al de las casas de apuestas.